Etiquetas

, , , , , , , , ,

@solitalo

Suéltate, o como decía un cierto cómico de radio, “deslájate”. No estés tenso. El estar tenso es la forma más segura de fracasar en cualquier empresa, grande o pequeña.

Desear tener éxito es algo espléndido, pero perseguir el éxito con demasiado empeño, es asegurarse de su pérdida. Hay una actitud mental comparable a un puño cerrado, al ceño fruncido, a los dientes apretados, y esta actitud no puede traer éxito.

La actitud tranquila, despreocupada, en el enfoque de cualquier empresa es el camino corto hacia el triunfo. En la música, en el deporte, en el estudio, en los negocios, muchas personas fracasan o avanzan demasiado lento porque convierten el asunto en dura tarea. Su éxito sería mucho más allá de todo lo que pudieran esperar, si trataran el asunto como cosa amena.

Compórtate hacia tu trabajo como lo haces hacia las cosas que te divierten. Confronta las dificultades como si formaran parte del juego, ríete de las incomodidades y verás cambiar en mejor todo el cuadro. Y se quedará cambiado. Esta es, desde luego, la gran diferencia entre el trabajo y el juego. Hay muchos hombres que trabajan más duro al jugar golf que lo que hacen en sus oficinas, pero no lo sospechan porque para ellos el golf es un juego.

Relájate, suéltate, aflójate.

Fuente: Selecciones Metafísicas. Carola de Goya