Etiquetas

, , , , , , , , , , , , ,

@solitalo

Adorados niños, de mi corazón, Yo Soy María de Nazareth, vuestra Madre del cielo y la Tierra.

Muchos acontecimientos de luz han pasado ya, pero los próximos serán deslumbrantes, os traigo un regalo de mi jardín, el más preciado, Mi Rosa de cristal diamante.

En mi corazón le he cultivado para ti, para estos momentos, de mi ascensión y de tu ascensión. Es mi joya más admirada, porque reúne los secretos de ti y de mí.

Cada pétalo contiene las gracias eternas que siempre han buscado, que han soñado.
Cada pétalo es derramado ahora, como símbolo de vuestra gratitud y confianza infinita a mi corazón inmaculado.

Serán señales de luz, cayendo en todo momento, como luces cristalinas.

Vendrán a quitar los temores, las penas, los sufrimientos, que serán borrados por siempre y para siempre, tengáis, mucha fe mis niños, una nueva realidad se os abrirá ante vuestros ojos, de misericordia y compasión, porque lo ha deseado mi Hijo Jesús, son tiempos de redención y purificación, pues el cielo ya esta en la tierra.

Los puros de corazón, comprenderéis rápidamente, que los engaños, y las mentiras, a las que habéis sido sometidos, no tendrán razón de ser, jamás, advertiréis en segundos que no provienen del corazón, ni del alma buena. Serán la revelación y el milagro en forma constante, advertencias suficientes que el cielo estará en vuestras manos.

Tendréis la capacidad de descubrir el amor y el desamor en cualquier situación.

Y como mis niños, sois, y al ver al cielo en vuestras manos, y la bondad infinita podéis obrar en consecuencia.

Cada Pétalo de mi Rosa Cristal Diamante, podéis utilizarlo ante cualquier situación, si tenéis un familiar o hermano enfermo, ya sea espiritual o físico, derrama mi pétalo sobre el, mi fragancia de rosas, llegara al alma, aliviando su pesar.

Mi Rosa de Cristal, es mi preferida.
La esencia Divina de cada pétalo, repara y transforma.

Es puro amor infinito y divino.
Entrad en mi jardín, amados niños, en vuestras manecillas os doy mis pétalos rosa, suaves como el terciopelo, acariciadlos, y brotarán de ellos las gracias eternas.

Os llenare de amor vuestro corazón, y vuestro corazón entonces pertenecerá al cielo eternamente. Amados niños de mi corazón, absolutamente todo se impregnara de amor. Hasta la rosa mas oscura se llenara de luz, ya lo veréis.
Os saludo mis adorados niños, estoy en vuestro corazón por siempre.

(Gracias Madre Santísima, por esta gracia tan maravillosa)

Este mensaje puede ser copiado y difundido siempre y cuando se respete el texto en su totalidad, los derechos están reservados a su canalizador.

Fuente: mensajesdeunalmadelsur.blogspot.com