@solitalo

image

La Tierra no es el único planeta habitado en este sistema solar, en esta galaxia ni en el inmenso Cosmos, porque la vida está en todas partes; pero se ha hecho creer que este mundo es el único poblado. La ciencia que hay aquí no ha podido comprobar la pluralidad de planetas con vida inteligente.

Razonamientos lógicos, sencillos, pueden ayudar a comprenderlo porque, ¿cómo el ser humano, con toda la imperfección que manifiesta y este pequeño planeta tan conflictivo podría ser el único habitado entre tantos miles y millones de mundo? Un arquitecto, por ejemplo, no construye una casa, un edificio para dejarlos sin habitar y menos lo puede hacer Dios, el Creador de todo lo existente. No están en los cielos todos esos planetas, simplemente para brillar y ser admirados.

En los mundos de Tercera Dimensión como la Tierra, se encuentran reunidos los seres humanos que forman distintas humanidades, porque hay una humanidad en cada mundo. En los planetas superados de Cuarta Dimensión, están los Hermanos Mayores a quienes la gente llama “Extraterrestre”: más allá, en dimensiones más altas, los Maestros Ascendidos, que viven en Quinta Dimensión. Sucesivamente. A mayor nivel, habitan las Divinas Presencias. Entidades Cósmicas e Inteligencias Perfectas que siguen aprendiendo y avanzan sin limitación.

La ciencia que hay en la Tierra no ha llegado a comprobarlo porque los equipos y aparatos técnicos utilizados, al ser de Tercera Dimensión, se quedan cortos, no alcanzan a vislumbrar esos niveles de existencia de una dimensión más alta: la Cuarta. La tecnología utilizada con esos propósitos, aunque tan magnífica, es rudimentaria.

Además, las mentes incrédulas se cierran a la posibilidad y el nivel vibratorio menor que hay no lo permite todavía; pero el tiempo llegará más adelante y todo podrá ser comprendido. Ya que habrá densificación directa, normal comunicación con otros planetas tan fácilmente como la que actualmente existe entre los habitantes de unos y otros países.

El teléfono no se inventó por casualidad, la radio, la televisión, los aviones; todo eso existe en los mundos más superados, al igual que la comunicación interplanetaria.

 

Fuente: yosoylarevoluciondelcristo.blogspot.com compartiendoluzconsol.wordpress.com