@solitalo

image

Oh, Dios bondadoso, Señor de todo lo creado,
que concediste a San Charbel,
el profundo y sencillo monje maronita libanes,
la gracia de la santidad y el poder de hacer milagros,
te pedimos por su intercesión,
que escuches las suplicas que con humidad te hacemos. 

Concédenos imitar sus virtudes,
en los quehaceres de cada día.
Que el ejemplo de su vida de oración,
de contemplación y de trabajo,
 nos inspire el sentido profundo de la religión. 

Que su amor a la Iglesia y al prójimo
 y su tierna devoción a la Virgen María,
 nos indiquen el verdadero camino a la santidad.

Y si es de tu agrado,
 Señor misericordioso y bondadoso,
 que podamos obtener ayuda mediante su intercesión  en nuestros obstáculos y problemas,  en nuestras carencias económicas y laborales, en nuestros dolores y enfermedades, en nuestros conflictos sentimentales y en todo aquello que nos causa gran preocupación  y no logramos solucionar por nuestros propios medios como esto que ahora te presentamos: 

 (pedir con fe lo que se quiere lograr).

Señor atiende nuestra difícil demanda, te lo pedimos con inmensa esperanza, y confiando en tu enorme clemencia, en tu benevolencia
y en la gran generosidad que tienes siempre con tus hijos.

Y a ti, san Charbel bendito
¡Oh, santo de los milagros!,
mediador en todos los problemas difíciles,
humildemente te solicitamos
que alivies la desesperanza
 de nuestros agobiados corazones,
solucionando nuestras necesidades,
y haz que vivamos aquí en la tierra
como verdaderos amantes del Señor
para poder gozar de Él en el Cielo.
Amén.

Rezar el Credo y la Salve.

Anuncios