@solitalo

image

En el fondo del centro de mi ser hay un pozo infinito de gratitud.

Lleno mi corazón, mi cuerpo, mi mente, mi conciencia y todo mi ser con esta gratitud, que sale de mí en todas direcciones, llega a todo lo que hay en mi mundo y vuelve a mí en forma de más cosas por las que sentirme agradecido.

Cuanta más gratitud siento, más consciente soy de que la provisión es infinita.

Expresar gratitud me hace sentir bien, es como un agradable calor en mi vida.

Estoy agradecido por mí y por mi cuerpo. Agradezco mi capacidad de ver y oír, de sentir, saborear y tocar.

Agradezco mi casa y cuido amorosamente de ella. Doy gracias por mis familiares y amigos y disfruto de su compañía.

Agradezco mi trabajo y en todo momento le doy lo mejor de mí.

Agradezco mis talentos y capacidades y los expreso constantemente de maneras infinitas.

Doy gracias por mis ingresos y… (agrega lo que te haga sentir agradecido)

Fuente: ailenwicca.blogspot.com