@solitalo

image

Concédenos la Paz Verdadera

¡Oh Dios! ¡Oh nuestro Señor! Eres la vida y la paz eterna por Tu esencia y Tus dones. La paz eterna fluye de Ti y regresa a Ti. ¡Oh nuestro Protector! Concédenos la vida de la paz verdadera y guíanos a la morada de la paz. ¡Oh Glorioso y Bondadoso! Eres bendito y sublime.

Allahumma ya mowlana antas-salaam, wa minkas-salaam, wa ilaika yarjaus-salaam, haiyyina rabbana bis-salaam, wa adkhilna daras-salaam, tabarakta rabbana wa-ta’laita, ya zal jalali wal ikram .

Anuncios