@solitalo

image

Dios Todopoderoso, el Gran
Dedo que no podemos evadir;

el Trueno Rugiente que parte a los poderosos árboles:

Señor que todo lo ve desde lo alto,
incluso el rastro de los antílopes
sobre las rocas aquí en la Tierra.

Tú eres aquel
que no vacila en responder a nuestro llamado.

Tú eres la piedra angular de la paz.

Anuncios