@solitalo

image

Salve Arcángel Miguel, Señor de los Ángeles, Tu Presencia siempre está con nosotros.

Protégenos de todas las fuerzas de la oscuridad y ata al enemigo que está dentro de nosotros.

Tomamos el control de nuestras vidas y manifestamos el Reino de Dios en la Tierra.

Amado Miguel, defensor de la Fe, Invocamos tu Espada de Llama Azul.

Libéranos de las mentiras del anti-cristo para que podamos rasgar el velo de la separación.

Ratificamos nuestra unidad con Dios y conformamos el Cuerpo de Dios en la Tierra. 

Fuente: trabajadoresdelaluz.com.ar