@solitalo

image

Este lunes 20 de junio de 2016 arranca con una gran actividad astrológica.

Comenzando con una Luna llena en Sagitario, en desacuerdo con el Sol en Géminis. Nuestro sueño se podrá ver afectado negativamente si tratamos de dar una forma tangible a aquello en lo que creemos. Inmediatamente después de la fase “llena”, la Luna entrará en el pragmático Capricornio, cambiando el tono de expansivo a contenido.

Nuestra actitud nos hará más ambiciosos, organizados y disciplinados, pero también susceptibles a la duda.
La oposición de Mercurio a Saturno (11° 51′ Géminis-Sagitario) y en cuadratura con Neptuno (12° 01′ Géminis-Piscis) sugieren bloqueos mentales que pueden inducir a confusión. La intuición nos puede guiar de manera más eficaz que la lógica fría y dura.

La conjunción de Júpiter con el Nodo Norte nos informa que una filosofía personal sana nos abrirá nuevas puertas. Por último, la entrada del Sol en Cáncer (coincidiendo con elsolsticio de verano, momento en el que el Sol alcanza su máxima declinación Norte para este año 2016) nos va a permitir regresar a nuestras raíces. Si conseguimos dejar de lado cualquier tendencia a aferrarnos al pasado, podremos recurrir a nuestra historia personal para nutrir las empresas futuras.

Una vez cada dos o tres años, dos lunas llenas consecutivas se producen en la misma polaridad zodiacal. La Luna llena de Mayo se formó a 1° 13′ Sagitario-Géminis; ésta alcanza su momento máximo a los 29° 32′ de Sagitario-Géminis. La reiteración de dos signos intensifica su mensaje evolutivo y es más significativo que una luna azul (dos lunas llenas en un mes, o cuatro lunas llenas en una temporada), que se define por el calendario gregoriano en lugar de la geometría sagrada. Las dos lunas llenas consecutivas en los mismos signos se produjeron el 22 de julio y 20 de agosto, 2013 (0° 05 ‘ y 28° 10′ Acuario-Leo), y en Sagitario-Géminis el 22 de mayo y 20 de junio de 1997 (1° 19′ y 29° 28’).

Al igual que los doce signos del zodiaco representan un ciclo universal del desarrollo, también lo hacen los 30 grados dentro de cada signo. Los primeros grados son similares a Aries, que anuncia una iniciación y una nueva fase de desarrollo, mientras que los grados finales funcionan como Piscis, que denota una conclusión y una transición al siguiente nivel. C. Kaplan, en su libro The Invisible Garment, identifica el grado 29 (29° 00′ y 29° 55′) de una manera similar, como el principio espiritual del Movimiento – la danza eterna de la luz, el reino de la posibilidad infinita, y la llamada a la realización del mayor potencial de cada uno.

image

Géminis se ocupa de la percepción; Sagitario, de conceptos y convicciones. El lado positivo de Géminis sigue siendo “de mente abierta”, consciente de que siempre hay más para aprender y que escuchar es tan importante como hablar. El lado oscuro de Géminis es que da por supuesto que sabe un montón de hechos, pero tiene poca sabiduría; habla con facilidad pero es incapaz de oír, y permite que su mente domine el cuerpo, el corazón y el alma. El camino real de Sagitario conduce a horizontes de comprensión, tolerancia, y realización de las propuestas de vida; su camino cae en profundos surcos de dogmatismo, derecho, y en los excesos de todo tipo. Esta Luna Llena en Sagitario-Géminis pone de relieve que estamos demostrando que aquello que decimos es cierto y que todavía estamos aprendiendo a encarnar nuestras verdades más profundas.

Mercurio, planeta regente de Géminis, se ha movido en el extremo vacío de la T-Cuadrada de Júpiter, Saturno y Neptuno (véase Géminis Luna Nueva), haciendo hincapié en la necesidad de que seamos continuamente conscientes de nuestros pensamientos y cuestionemos nuestras suposiciones.
Júpiter, planeta regente de Sagitario, hace una conjunción estrecha al Nodo Norte a 16° Virgo y un trígono a de Plutón (exactamente el 26 de junio a los 16° 29′ Virgo-Capricornio), ayudándonos a discernir y a ser dedicados, para eliminar lo que drena o nos distrae y concentrarnos en lo realmente importante.

Esta luna llena y los días siguientes se ven potenciados por varios factores.

El Solsticio de Cáncer este año (20 de junio a las 15:34 PDT) se produce, como hemos dicho, a menos de 12 horas después del momento cumbre de esta Luna llena. Los solsticios son puertas de entradas energéticas; en ese día, así como el día antes y después de cada solsticio, hay una reducción en el campo magnético de la Tierra, lo que permite un mayor flujo de radiación cósmica que penetra en nuestra atmósfera y también en nuestra psique.El 23 de junio, Urano se une a Ceres (23° 58′ Aries), lo que despertara deseos para la libertad individual y la ciudadanía global, y provocara cambios en la forma en que nos relacionamos con lo femenino, la Tierra, y la naturaleza.El 24 de junio, el Sol a 3° de Cáncer hace una cuadratura al eclipse lunar del 23 de Marzo (3° Libra-Aries), empujándonos a dar el siguiente gran paso en nuestro camino.Quirón comienza de nuevo una retrogradación el 27 de junio a 25° 15′ de Piscis harán un movimiento retrógrado hasta el 1 de diciembre, cuando se volverá directo a 20°40′ de Piscis, guiándonos hacia una profunda aceptación, hacia el perdón, y hacia la empatía por nosotros mismos y por los demás.El 29 de junio, Marte se vuelve “directo” (23° Escorpio); ahora estamos listos para actuar con lo que hemos aprendido desde su estación retrógrada el pasado 17 de abril a 9° Sagitario.

Esta Luna llena nos aconseja centrarnos en nuestra belleza interior y los valores espirituales. Utiliza la luz de esta Luna Llena para ver y alinearte con lo que es tu verdad en este momento. Ten en cuenta: ” La realidad está más allá de la creencia” (S. Beyondananda)

Tomado de astroworld.es

Anuncios