@solitalo

image

Los espíritus de ruina y de miseria son las entidades más crueles del mundo de la oscuridad. Afortunadamente esta Diosa, puede alejarlos de nuestra vida.

Kwan Yin lo mismo que Babaji y la Madre María, encarnan la más profunda compasión. Puede decirse que Ellos sienten nuestra alegría y nuestras penas, como si les pertenecieran. Su conexión con nosotros es total.

Cuando un espíritu de ruina ingresa en una persona, no ingresa solo. Viene con un grupo, y se instalan en esa alma con consecuencias graves para ella: Pobreza, miseria, enfermedad, angustia y soledad, por citar solo algunas.

Esta Bodhisattva oye los lamentos de quien la llama, y acude a librar al alma cautiva. Afortunado quien la tiene como Guía, porque Ella expulsa esas legiones de espíritus, y nos devuelve la prosperidad, la salud, la paz, y las amistades Celestiales y Terrenales.

La dulzura de Kwan Yin es única. Quienes quieran sentir su Amor sin orillas les propongo un ejercicio fácil y efectivo. Consigan una imágen de Kwan Yin de unos 3 centímetros de longitud, y de color dorado. Cada vez que puedan y quieran, acarícienla con sus dedos índice, pulgar y medio. En las cosas pequeñas hay magia. Si no me creen , pregúntenle a las Hadas.

Los espíritus de ruina no soportan a Kwan Yin, y huyen del color dorado. Así que quien se vale del ejercicio precitado, verá como salen esas entidades de su Campo Energético, y La Diosa empieza a reinar regalándonos sus Dones Divinos: Compasión, prosperidad, salud, alegría, amor, angeles terrenales, y una preciosa Alma Gemela.

Esta hermosa Maestra llena de dicha el corazón, invóquenla con el Código Sagrado 286, y esperen grandes cosas. Tengan presente que Ella hace parte de La Junta Kármica.

Cordial saludo, José Gabriel Agesta.

Pueden compartir la nota respetando La Fuente y el Texto.

Anuncios