@solitalo 

La energía angélica 

Los Genios de la Cábala son entidades que pertenecen a una oleada de vida anterior a la nuestra, transformados en estados de conciencia superior, tienen como misión insuflarnos cualidades y virtudes para que nuestra divinidad interna utilice este carburante cósmico.

Hay 8 Genios o Ángeles en 9 categorías. Esas poderosas energías se activan en nuestro interior mediante impulsos, visiones, revelaciones, intuiciones. Cuando el ser humano integra esas energías está abriendo la puerta del auténtico conocimiento celestial para aprender a interpretar los símbolos y anécdotas que acontecen día a día y asimismo para penetrar en los misterios de las dimensiones superiores.

La experiencia angélica y la esencia que poseen está contenida en las Letras del Alfabeto Hebreo y Sagrado que componen sus nombres, esto es, a razón de 5 letras cada nombre angélico, en un total de 72 Genios. Cada uno de estos nombres en cada una de sus categorías posee una vibración que actúa directamente sobre nuestro mundo celular. 

Kabaleb relacionó los 72 Genios de la Cábala con los planetas de la carta astral  La tradición nos legaba un orden de aparición rotativo a partir del punto vernal en Aries, de día en día y a partir de la salida del sol, apareciendo así los rostros de los 72 genios de la Cábala a lo largo de los 365 días del año. Kabaleb desarrolló así mismo cada uno de los programas angélicos a partir del estudio de cada una de las Letras Sagradas basándose en los textos tradicionales de la Kabbalah.

Los programas angélicos actúan sobre 4 aspectos de nuestra personalidad, permitiéndonos alcanzar un nivel espiritual elevado; redescubrir nuestro origen y tomar conciencia de las tareas asignadas en nuestra trayectoria terrenal. Esos tres aspectos son : 

El filosófico, con el estudio del programa profundo.

El Intuitivo: mediante la meditación, captando la esencia de la vibración angélica. 

El físico: la comprensión de los hechos cotidianos y su simbologíaEl práctico, activando los mecanismos que nos ayuden a aplicar la energía angélica.

¿Qué nos propone el aprendizaje de la Cábala con los Genios?

En primer lugar saber que contamos con ayudas; aprender a activar esos mecanismos de ayudas celestiales y limpiar los canales de percepción para poder conectar más fácilmente e invocar a los Genios creando una vía de acceso directo, así los mensajes llegarán diáfanos, limpios de cierta densidad emocional que afecte la libre circulación de la inspiración, la visualización y la meditación que nos ayuda a sentir la onda angélica.

El objetivo del trabajo con los Ángeles de la Cábala es aprender a manejar los mandos de nuestro vehículo espiritual y reconquistar la plena conciencia, a fin de reencontrarnos con toda la sabiduría. Los Genios o Ángeles nos permiten viajar a través de las distintas dimensiones de nuestro ser. No hay fronteras cuando estamos captando las señales de los 72 estados de conciencia, con sus programas, sus cualidades, sus virtudes y sus poderes.

Cómo se invoca al Ángel

La repetición es uno de los métodos más antiguos y eficaces, repetir el mantra angélico provoca y crea una vibración y sonoridad interior. Invocar el Ángel en voz alta, pronunciando despacio su nombre, como entonando un canto. Podemos echar mano de los Genios personales, o seguir el calendario y trabajar el Genio del día. 

Los Genios se manifiestan de distintas formas, sobre todo a través de la intuición, de los sueños, de las anécdotas y sincronicidades. Pocas veces lo hacen de forma material, a menos que la situación realmente lo requiera y en casos extremos.

Ejemplo de relajación para la invocación angélica

Sentarse cómodamente en posición de meditación.

Relajarse, soltando tensiones, prepararse para desconectar.

Respirar profundamente, 3 veces, llenando el abdomen y los pulmones, reteniendo el aire y soltándolo lentamente a la inversa, primero expulsando el aire de los pulmones y después del abdomen.

Sentir que crecen unas poderosas raíces en la base del coxis y que estas raíces penetran muy profundamente en la tierra.

Visualizar una luz violeta por encima del cráneo, (chakra 7)

Esa luz va penetrando lentamente por la parte superior del cráneo, penetrando lentamente en el cuerpo, primero en la cabeza, llenando todo el cerebro, que se relaja más y más; inundando los ojos, las fosas nasales, la boca, la garganta, bajando por la tráquea y así vehiculando esa luz violeta por todo el cuerpo, bajando por los brazos y manos; por el pecho, el vientre, los órganos internos, caderas, coxis, muslos, piernas, pantorrillas y bajándola hasta la punta de los pies.Eres un cuerpo de luz violeta que desprende una energía de paz, sana y amorosa.

En ese estado de relajación inspiras el nombre del Ángel que desees invocar; a medida que repites su nombre lentamente, lo inspiras visualizando que incorporas su energía, que ahora Él está presente en tus 4 cuerpos, físico, emocional, mental y espiritual, lo retienes y sueltas el aire poco a poco imaginando que su energía baja desde la cabeza, chakra 7 hasta la base de la columna, chakra 1.

Desde ahí vuelves a incorporarlo con otras respiraciones y hasta 9 veces.

Después el Ángel permanece en tu interior y puedes dialogar con él, solicitar su ayuda, su luz, un mensaje; que te hable de su programa, que te sugiera una imagen, unas palabras, un símbolo, cualquier cosa relacionada con el mensaje que desea facilitarte.

Este ejercicio suele producir sensaciones de calor o de frío incluso en el cuerpo, es un buen entrenamiento para futuros viajes astrales.

Una vez has terminado, no olvides recoger las raíces que has introducido en la tierra y volver lentamente a tu estado natural.

Este simple ejercicio es muy eficaz para coger práctica para conectar con los Genios. La constancia es lo que facilita la obtención de buenos resultados. La mejor hora para hacer esta conexión es en las primeras horas de la mañana.

Consecuencias del trabajo con los Ángeles de la Cábala

Apertura gradual del subconsciente y el inconscienteEstados de ánimo extremos, podemos pasar del profundo bienestar a la ansiedad ya que la energía angélica limpia los canalesAgudiza los 5 sentidos, promueve el desarrollo de la clarividencia, de la clariaudiencia y también del desarrollo del olfato.Aumenta la frecuencia de los sueños y su intensidad y la capacidad de interpretarlos.Facilita las salidas del cuerpo y los viajes interdimensionales para descubrir los secretos del universo. (con tiempo y sin prisas)

Los Coros Angélicos de la Cábala

Existen 9 Coros Angélicos. Estos son, Los Serafines, los Querubines, los Tronos, las Dominaciones, las Potencias, las Virtudes, los Principados, los Arcángeles y los Ángeles. Se ubican a lo largo de Etz Hayim o Árbol de la Cábala de la siguiente manera:


Los Serafines son los Rostros más elevados de los Coros y se encargan de insuflar la voluntad, la fuerza que lo inicia todo. Su energía es la del poder de la acción. No tienen correspondencia planetaria. Se sitúan en el primer Sephirah, en Kether.
Los Querubines poseen la energía del amor supremo, introducen en nuestro interior la fuerza de la bondad. Se sitúan en el segundo Sephirah, en Hochmah. Corresponde al planeta Urano.

Los Tronos manifiestan la determinación, consolidan nuestras experiencias. Marcan el destino de la persona. Se sitúan en el tercer Sephirah, en Binah. Corresponden al planeta Saturno.

Las Dominaciones nos transmiten la idea del paraíso, es decir de la abundancia material y la capacidad de realización social. Se sitúan en el cuarto  Sephirah, en Hesed. Corresponden al planeta Júpiter.

Las Potencias manifiestan los deseos, nos arman de valor para el combate de la vida. Acentúan nuestra pasión. Se sitúan en el quinto Sephirah, en Gueburah. Corresponden al planeta Marte.

Las Virtudes son los encargados de abrir nuestras conciencias para que nuestro comportamiento sea armónico y equilibrado. Se sitúan en el sexto Sephirah, en Tiphereth. Corresponden al Sol.

Los Principados, nos transmiten sensibilidad y amor por la belleza de las cosas y de las personas. Se sitúan en el séptimo Sephirah, en Netzah. Corresponden a Venus.

Los Arcángeles, son los auténticos mensajeros, influencian nuestra comprensión de las situaciones, el sentido de la experiencia de la vida. Se sitúan en el octavo Sephirah, en Hod. Su correspondencia planetaria es Mercurio .

Los Ángeles, son los más cercanos, los que más podemos sentir. Activan en nuestros mecanismos internos la necesidad de vivir de acuerdo con las leyes de la creación, de asumir nuestro destino. Se sitúan en el noveno Sephirah, en Yesod. Corresponden a la Luna.

Tomado de: redmilenaria.com

Anuncios