@solitalo

En su artículo publicado en la revista Journal of Archaeological Science: Reports, Nina Kononenko y Robin Torrence, de la Universidad de Sydney, y Peter Sheppard, de la Universidad de Auckland, en Australia, describen experimentos que llevaron a cabo utilizando el corte de la obsidiana para crear tatuajes en la piel de cerdo.

Los antropólogos han lamentado la falta de evidencia de tatuajes en los pueblos antiguos debido a la degeneración de la piel. Para solucionar este problema, algunos han buscado pruebas en la forma de las herramientas que podrían haber sido utilizadas con este fin. Pero también ha dado lugar a problemas, ya que se cree que muchas de esas herramientas estaban hechas de materiales biodegradables tales como espinas de pescado.

En esta nuevo trabajo, los investigadores probaron la posibilidad de utilizar la obsidiana como una herramienta de tatuaje por los pueblos antiguos que vivieron en el Pacífico Sur.

15 artefactos de obsidiana hallados en el sitio de Nanggu, Islas Salomón.
La obsidiana —sugieren— habría sido una elección obvia debido a sus rasgos afilados como los del cristal. Centraron su atención en las Islas Salomón como una posible ubicación de las actividades de tatuaje por su tradición en esta práctica, el fácil acceso a la obsidiana (se forma por enfriamiento de la lava volcánica); y lo más importante, los artefactos de obsidiana encontrados en un yacimiento llamado Nanggu y datados aproximadamente hace 3.000 años.

Los investigadores creen que esos artefactos fueron los adecuados para curtir cueros, pero la falta de animales grandes en las islas habría significado que en realidad no fueron utilizados en curtidos sino para crear tatuajes en las pieles de los isleños ancestrales.

Para probar su utilidad, los investigadores utilizaron muestras de obsidiana para realizar tatuajes en piel de cerdo y comprobaron que el análisis de microscopio de los artefactos del yacimiento mostraban signos similares de uso.

Además, los artefactos descubiertos tenía restos de ocre, carbón vegetal y sangre sobre ellos. Por lo tanto, los investigadores sugieren que sus experimentos ofrecen una fuerte evidencia de que herramientas de obsidiana fueron utilizadas por los primeros isleños para crear tatuajes.

Texto y fotos: mysteryplanet.com.ar