@solitalo

Aproximadamente a unos 250 millones de años luz, hay un vecindario que los astrónomos habían considerado silencioso y poco llamativo. Sin embargo, ahora los científicos han hecho el asombroso descubrimiento de un extraña galaxia posiblemente formada de partes de otras, una homóloga cósmica del monstruo de Frankenstein.

Un nuevo estudio publicado enAstrophysical Journal revela el secreto de UGC 1382, una galaxia que originalmente se pensaba que era vieja, pequeña y típica. Utilizando información de los telescopios y observatorios de la NASA, los científicos han descubierto que la galaxia es 10 veces más grande que lo que se creía, y a diferencia de la mayoría de sus congéneres, su lado interno es más joven que el externo, casi como si hubiera sido construida utilizando piezas de repuestos.

«Esta rara galaxia “Frankestein” se formó y es capaz de sobrevivir porque se encuentra en un pequeño vecindario suburbano del Universo, en donde el barullo de las partes más pobladas no puede molestar», indica el coautor Mark Seibert, en el comunicado de la NASA. «Es tan delicada que el más ligero empujón de un vecino haría que se desintegrara», agregó.

Seibert y Lea Hagen, de la Universidad de Pensilvania, dieron con la galaxia por accidente. Estaban buscando estrellas en formación en galaxias elípticas ordinarias, y pensaron primero que UGC 1382 era una de ellas. No obstante, mientras analizaban las imágenes en luz ultravioleta del instrumento GALEX (Galaxy Evolution Explorer) de la NASA, comenzaron a ver brazos espirales y se dieron cuenta de su error.


Se sabe que UGC 1382 se extiende por 718,000 años luz —es 7 veces más grande que la Vía Láctea—, y tiene como protagonista principal a un disco giratorio de gas de baja densidad, tan distribuido que disminuye la velocidad de formación de las estrellas.
Joven por dentro

La mayor sorpresa para los astrónomos fue sobre cómo los componentes más jóvenes de la galaxia están dentro. En la mayoría de las galaxias ocurre lo contrario, la parte interna se forma primera y contiene las estrellas más viejas. Al tiempo que la galaxia crece, las nuevas regiones, las exteriores, tienen las estrellas más jóvenes.

«El centro de UGC 1382 es más joven que el disco espiral que lo rodea. Es vieja por fuera y joven por dentro», indicó Seibert.

Se cree que la estructura galáctica única podría ser el resultado de entidades separadas que se han reunido. En otras palabras, dos partes de una galaxia aparentemente han evolucionado independientemente antes de fusionarse.

Texto e imágenes: mysteryplanet.com.ar

Anuncios