@solitalo

Ser CANAL significa que aquello que queremos canalizar, fluirá a través de nuestra energía. Todo lo que somos y tenemos, ha sido canalizado. Ser conscientes del arte de canalizar, nos permite modificar lo que se requiera para lograr nuestros objetivos.

Mantener alineados nuestros 7 centros de energía (chakras) no es suficiente para ser canales.

Es la base y el comienzo, pero por supuesto, hay mucho más que hacer en cuanto a nuestra energía se trata.

Contamos actualmente con más chakras superiores e inferiores de los que comúnmente atendemos y ello conforma nuestra CONEXIÓN CIELO TIERRA, es decir, sin una conexión Cielo, no podemos canalizar energía Infinita proveniente de la Fuente o del Universo. Sin una Conexión Tierra, no podemos manifestarla en lo físico. Ambas líneas energéticas van más allá de lo físico, incluso, si ves el número de chakras inferiores que tenemos, te darás cuenta que incluso, van más allá del piso que pisas, por lo que esto nos muestra más gráficamente lo que significa el estar “enraizados”.
Mientras más fuerte y enraizada sea la energía de nuestros chakras inferiores, más fácil será manifestar en lo físico.

El aura se divide en varias capas. De una manera breve y sencilla podríamos decir que dentros de estas capas, se rige todo lo concerniente al campo físico, emocional, mental, astral y espiritual.

Siempre que nosotros manifestamos algo, lo hacemos de manera MULTIDIMENSIONAL pues en cada manifestación se entrelazan todos nuestros campos.

Al ser multidimensional no solo estamos filtrando información de este momento o de esta vida, sino que filtramos también información de TODAS NUESTRAS VIDAS pues en lo multidimensional NO HAY PASADO, PRESENTE NI FUTURO sino que todo se desarrolla DE MANERA PARALELA Y EN TIEMPO PRESENTE por lo que mientras nuestra mente lineal considera que mi vida anterior vivida en el año 1834 ha sido la que me afectado en este 2009, en realidad, los años de 1834 y el de 2009 se están manifestando en EL AQUÍ Y AHORA pero EN DIFERENTES DIMENSIONES.

Por lo tanto, si yo corrijo el presente, estoy modificando el pasado y el futuro. SI SANO EL PRESENTE, SANO EL PASADO Y EL FUTURO y nuestra energía es la puerta de acceso a este propósito. Me basta observar mi presente y actuar en función de ello para SANAR MULTDIMENSIONALMENTE.

Por ejemplo, vamos a suponer que en esta vida siempre te ha costado el tema del dinero y SIEMPRE has vivido en carencia teniendo que realizar muchos esfuerzos para obtener algo que apenas te permita sobrevivir y a pesar de poner tu mejor esfuerzo y ser consciente de tus talentos, las cosas no fluyen o se caen antes de concretar.

Tu ignoras que en el año de 1800 fuiste una persona RICA que no tuvo que hacer grandes esfuerzos para construir su riqueza pero en este tiempo fuiste profundamente lastimado por tu entorno pues NADIE te valoraba por tu persona, por lo que eras internamente y TODOS te “valoraban” por el dinero que veían en ti.

Las cosas llegaron a tal límite que en algún momento expresaste “¡Ya no quiero más dinero! ¡Quiero que se me valore por lo que soy!” y esta petición ha sido tan fuerte que ha viajado a través de la MULTIDIMENSIONALIDAD y tu vida en 1800 sigue transcurriendo en la riqueza, pero en 2016 estás tú, viviendo a nivel de sobrevivencia, buscando el RECONOCIMIENTO de los demás y si volteas un poco entre tus afectos, te darás cuenta que están contigo las personas que te aman y VALORAN desde lo más profundo AÚN SIN DINERO.

Si analizas esta historia, te darás cuenta que la continua necesidad de RECONOCIMIENTO de la persona en 2016 es justo LA PUERTA DE SANACIÓN tanto para el presente como para el pasado de 1800, pues en ambos casos (ambas vidas) representa una LECCIÓN DE APRENDIZAJE.

En el momento en que el “yo” de 2016 se ame y valore tal y como es sin tener necesidad de “tener” para “ser validado” en ese momento las heridas del “yo” del 1800 comenzarán a sanar pues podrá proyectar también su valía en ese tiempo y hará que las personas que le rodean vean en el “más que dinero”.

Si analizas esta historia, te sorprenderá ver como realmente dos historias diferentes son LA MISMA manifestándose de manera paralela en lo multidimensional y lo más importante EN TIEMPO PRESENTE afectando AL MISMO SER.
No siempre podemos tener la oportunidad de saber que nos pasó en una vida anterior, pero SIEMPRE tenemos en este tiempo presente, pistas y señales de aquello que hay que sanar para liberar el alma del karma o sufrimiento y afortunadamente PODEMOS HACERLO AHORA CON MÁS CONSCIENCIA que en tiempos pasados.

Fuente: rutasdelalma.com