@solitalo


SERAFINES
Servidores de Dios

Ser: Significa Ser Supremo o Superior o Ángel Custodia. Son los guardianes alados que están alrededor del trono de Dios.

Se caracterizan por el ardor con el que aman las cosas divinas y por elevar a Dios los espíritus de menor jerarquía. Gustan de poesías o cuentos de hadas, pues tienen una inocencia infantil. Son la vibración primordial del amor. Pertenecen al orden más alto de la jerarquía más elevada. Son los que cantan sin cesar la música de las esferas y regulan el movimiento de los cielos. La captación de energía que poseen es muy elevada.

Tienen seis alas y se les conoce como “Las Flameantes Serpientes Voladoras del Rayo”. Se los identifica con la serpiente o el dragón.

Serafines: Personifican la caridad divina.

QUERUBINES

Portadores del Trono de Dios

Son los ángeles que están alrededor de Dios, formando el primer coro, precisamente porque “Querub” significa próximo en hebreo (y aquí se presenta la duda entre la posición de Serafines y Querubines) también “el que intercede o el conocimiento en sí mismo”.

También se afirma que están situados al Oriente del Edén, junto a la espada invencible, para custodiar el Árbol de la Vida.

Otra creencia es que custodiaban los lugares sagrados de Babilonia.

Son “ángeles vigilantes por ser guardianes de la gloria divina”, miembros de una hueste que el Génesis los llama de esta manera.

Son los ángeles niños. Se sienten particularmente atraídos por los juguetes, los colores brillantes y los dulces. Poseen cuatro alas.

Son los custodios de la luz y de las estrellas. Están consagrados a la expansión y protección de la llama del amor.

Querubines: Emanan la vibración del conocimiento y la sabiduría.

TRONOS

Torbellinos luminosos de brasas ardientes.

Ocupan el primer orden de la tercera esfera.
Dirigidos directamente por el Creador. Manejan el impulso de vida y el impulso creador.

Su misión fundamental como la de los Serafines y Querubines es la de contemplar y adorar a Dios. Son seres que van y vienen como el rayo, hablan de fuego y resplandor.

Los Tronos son más mentales. Son ángeles acompañantes de los planetas.

Tronos: Proclaman la grandeza divina.

DOMINACIONES



Regulan las obligaciones de los Ángeles.

Son seres celestiales profundamente versados en los misterios de la creación, algo melancólicos. Reciben órdenes de Dios y están para integrar los mundos espiritual y material. Forman cauces de misericordia y viven en el segundo cielo. Toda esa esfera sagrada tiene letras celestiales de nombres sagrados suspendidas en su reino.

Gobiernan las actividades de todos los grupos angélicos inferiores a ellos.
Son muy sensibles a los ambientes místicos iluminados con velas blancas y perfumados con incienso y mirra.

Dominaciones: Poseen el gobierno general del Universo

VIRTUDES



Conceden bendiciones (Milagros).

Héroes que luchan por el bien e infunden coraje. Traen la respuesta de Dios en situaciones extremas. Dos de ellos escoltaron a Jesús en su ascensión a los cielos .

Son seres celestiales atraídos por los sitios aromatizados con incienso, sándalo o rosas. Pueden proyectar grandes niveles de energía divina.

A medida que más seres humanos aprendan a trabajar con las virtudes, habrá mayor energía espiritual disponible para nuestro planeta. Produce transformación en la materia, son los conductores de los colores.

Virtudes: Promueven prodigios

POTESTADES

Custodios de la frontera.

Están en el límite del primer y segundo cielo, zona bastante riesgosa debido a que los demonios siempre intentan apoderarse del mundo. Son como los gendarmes que cuidan la frontera y por tal motivo pueden ser tentados, por eso, en algunos escritos hay advertencias de que pueden hacer el bien o el mal. Luchan contra el plano astral más denso y se los invoca para liberarse de malas entidades y pensamientos negativos.

Equilibran y reconcilian los opuestos. Pueden atraer y retener la energía del plan divino como así también pueden enviarnos una visión de una red espiritual mundial.

Componen el primer orden de la segunda esfera. Es un gran coro que tienen la misión de cuidar del mundo en general y mantener el equilibrio entre el bien y el mal. Son los portadores de la conciencia de toda la humanidad, los que conservan nuestra historia colectiva.

A esta categoría pertenecen los ángeles del nacimiento y de la muerte; o sea son los que acompañan al ser cuando entra en este plano y cuando sale del mismo ayudando a despegarse de su cuerpo.

Potestades: Protegen las leyes del mundo físico y moral

PRINCIPADOS



Guardianes del mundo.

Su morada habitual son los reinos elementales, humano, animal, vegetal y mineral, por lo que debe invocárselos en un lugar al aire libre, en contacto con la naturaleza. Los contienen dentro del orden divino.

Son los encargados de las naciones, de las grandes ciudades y religiones de nuestro planeta. Son los guardianes de todos los grandes grupos, llamados ángeles integradores.

Dentro de los Principados existen y trabajan nueve coros más para el reino humano, solamente, cumpliendo diversas actividades, tales como: deshacer energías en el plano astral denso, aquietar en situaciones extremas, intensificar la energía interna para la contemplación, dar fuerzas para resolver situaciones sin temor, suministrar serenidad, servicio, sanación psicosomática y discernimiento.

Principados: Responsables por los Reinos, Estados y Países.

ARCÁNGELES



Intercesores entre Dios y el mundo.

Son seres celestiales independientes de los ángeles y los elementales, son los llamados ángeles superlumínicos porque se ocupan de las zonas más amplias del quehacer humano. Traen a la Tierra amor y comprensión. Conforman el octavo coro.

Comandan las legiones del cielo luchando contra los habitantes de las tinieblas. Junto a los Elohims son los seres más evolucionados; co-creadores del Universo.

Existen muchos, pero los principales son cuatro:

• Miguel
• Raphael
• Gabriel
• Uriel.

Tienen libre albedrío y pueden presentarse por propia voluntad.

Arcángeles: Transmiten los mensajes importantes.

ÁNGELES



Mensajeros de Dios.

Corresponden al último orden de la escala. Son los más próximos a los seres humanos y los que más se ocupan de los asuntos de la humanidad.

Son seres celestiales a los que les atraen el aroma, el color y el sabor de las frutas. Fueron creados por Dios para ser sus mensajeros, para cumplir su voluntad y ayudar a la humanidad.

La relación que mantienen entre sí los tres coros es de tipo jerárquico. El primero recibe directamente de Dios el Ser, el Bien, la Belleza, la Perfección y la Paz y se la entrega al segundo, quien a su vez la entrega al tercero.

Dentro de esta categoría angélica se encuentran muchas clases, con diferentes funciones.

Ángeles: Velan por la seguridad de los seres humanos.