@solitalo 

Las nuevas direcciones que tomamos en primavera pueden hacerse difíciles de sostener. Al igual que un jardín que necesita ser constantemente regado y desyerbado en el sol calcinante de agosto, nuestros proyectos y sueños necesitan energía y determinación para que se cumplan. El ángel de agosto nos ayuda con incansable energía a cuidar del jardín que plantamos. 

Cuando el ardiente sol de verano y el trabajo de nuestras vidas exigen demasiado de nosotros, el ángel de agosto nos da la fortaleza necesaria para continuar con nuestras labores hasta terminarlas.