@solitalo

Si bien han sido magníficas, todas las oraciones que se han elevado a Dios son pequeñas en comparación con estos Decretos que ustedes están emitiendo.

La diferencia entre una oración (como la humanidad lo ha entendido) y la emisión de un Decreto, es que la mayoría de las oraciones son súplicas; mientras que un Decreto es el Reconocimiento de Dios, la Todopoderosa “Presencia YO SOY”, como la única Presencia e Inteligencia que actúa.

Inmediatamente verán la diferencia en el poder descargado para producir resultados, y la diferencia en los sentimientos del individuo.

27 de Junio de 1937
Luz de los Maestros Ascendidos Pág.19

Anuncios