@solitalo

Había una vez un cantero que estaba insatisfecho consigo mísmo y con su posición en la vida. Un dia pasó por la casa de un rico mercader. A través de la verja abierta, vió muchas hermosas pertenencias e importantes visitantes ” ¡cuán poderoso debe ser este mercader!”, pensó el cantero.
Se volvió muy envidioso y deseó poder ser como el mercader.

Para su sorpresa, se vió de repente convertido en el mercader, disfrutando más lujos y poder que nunca hubiera imaginado, pero envidiado y detestado por aquellos menos ricos que él mísmo. Pronto, pasó un funcionario de alto rango, llevado en una silla , acompañado por sirvientes y escoltado por soldados batiendo gongs. “Cuán poderoso es este funcionario” pensó, “quisiera ser un oficial de alto rango”. 

Entonces se vió convertido en el oficial, llevado en volandas a todas partes, temido y odiado por todo el mundo que le rodeaba. Era un caluroso dia de verano, así que el oficial se sintió incómodo y la silla se volvía pegajosa. Miró arriba al sol. Brillaba orgullosamente en el cielo, sin ser afectado por nada. “Cuán poderoso es el sol” pensó. “Quisiera ser el Sol”. Entonces se vió convertido en el Sol, brillando con fuerza, secando los campos, maldecido por los granjeros y obreros. 

Pero una gigantesca nube se interpuso entre él y la tierra, impidiendo que sus rayos llegaran más abajo. “Cuán poderosa es esta nube”, pensó, ” Quisiera ser una nube” Entonces se convirtió en la nube, inundando los campos y los pueblos, odiada por todos los que se encontraban bajo ella. 

Entonces se dió cuenta que era arrastrado por el viento “Cuán poderoso es el viento” pensó, “quisiera ser el viento”

Entonces se convirtió en el viento, levantando las tejas de las casas, arrancando árboles y odiado por todos. Pero trás un rato, se encontró con algo que no podía mover, por mucho que soplara contra ella: una inmensa, poderosa roca, más poderosa que cualquier otra cosa sobre la faz de la tierra.

“Cuán poderosa es esta roca” pensó, “quisiera ser esta roca”. Entonces se convirtió en la roca, más poderosa que cualquier otra cosa sobre la tierra. Per mientras que permanecía allí, oyó el sonido de un martillo golpeando un cincel sobre una superfície dura, y sintió que estaba cambiando.

“¿Que puede ser más fuerte que yo, la roca?” pensó.

Miró hacia abajo y vió la figura de un cantero.

Benjamín Hoffman. “The Tao Of Pooh”

Anuncios