@solitalo

La piedra filosofal es el oro, el oro monoatómico es el elixir de la vida, por eso los annunaki vinieron por ella y después descubrieron a los simios como candidatos para el experimento que ahora somos nosotros, el oro monoatómico tambien llamado ormus ya lo pueden consumir…

Sin ir a todos los detalles científicos, cuando tú consumes este oro monoatómico por la boca o por inyección, incrementa la actual capacidad de acarreo del sistema nervioso por diez mil veces.

Explicando las antiguas cuentas de los dioses reptilianos e hijos de los dioses, quienes “brillaron como el sol”. El oro monoatómico puede hacerse con oro común y puede ser procesado con ciertos minerales, muchos de los cuales son encontrados en lugares como Arizona en Estados Unidos.

Esto, yo sugiero, es el verdadero significado de las referencias de oro y minería de oro en las Tablas Sumerias y no minería literal de oro normal, a menos que haya sido para crear la variedad monoatómico.

Esta sustancia dio – da – a los reptilianos increíbles habilidades para procesar información y cambiar de forma debido a asombrosas cantidades de energía que ellos pueden contener y procesar. Estoy seguro que los antiguos Egipcios, Sumerios, Babilonios y Fenicios, etc. usaron esto, o más preciso, su elite gobernante lo hizo, así les daba un potencial mental negado a la población general.

Lo mismo continúa hoy. Este fue uno de los grandes secretos guardados en las Escuelas de Misterio y pasados a los niveles más altos de la red moderna de sociedades secretas.

El Oro Monoatómico también tiene increíbles propiedades de curación en eso, alinea las células para llevar fenomenales cantidades de energía de luz, y así dispersando los bloqueos y desequilibrios que llamamos enfermedad o dolencia.

Esto permitiría a una persona procesar fantásticas cantidades de información como un súper computador y cuando haya sido absorbido lo suficiente, le permitiría conscientemente moverse a través de otras dimensiones y cambios de forma, porque de repente el cerebro está activado para abrir esas vastas áreas que nosotros no usamos en el mundo de hoy. Alinea las células del cerebro para que ellas comiencen a hablarse entre ellas de nuevo.

D. Ordaz.

Anuncios