@solitalo

 

It may be when we no longer know what to do, we have come to our real work, and that when we no longer know which way to go, we have begun our real journey. Wendell Berry:

“La predisposición a olvidar, a dejar de lado el conocimiento y la armonía, para así poder pasar a la incertidumbre y la confusión, es LA ESENCIA DEL AVENTURERO, que es la sal y el condimento de la existencia. Cuando Dios vio que Adán estaba solo, y observó que “No es bueno que el hombre viva solo,” le ordenó a su creación que se acostase y durmiese. Durante ese periodo de reposo, Dios tomó una parte de él y la modeló en un alma afín, una compañera, para que la aventura de Adán en forma física fuese ajetreada e instructiva para todos los interesados.

Alguna vez se escribió: “Dios hizo al mundo y al hombre en 6 días y luego descansó. Entonces, Dios hizo a la mujer y nadie ha descansado desde entonces.”

Aunque esto pueda sonar algo gracioso, se pueden encontrar unas cuantas verdades en esas palabras. Ya sea que uno crea que este origen de la mujer fue literal (como se describe) o alegórico, el hecho es que TODA la creación comienza ante todo con un concepto, una visión (energía masculina), seguido por la formación de una BRECHA, una separación del creador y la visión. Durante su tiempo del “Sueño del Alma”, hay MUCHAS cosas que les quitan y se presentan como separadas y distintas. Algunas aparecen como enemigos, algunas como amantes, otras como los hijos del anhelo de su corazón.

Para que un alma caiga en el sueño, él/ella tiene que CONFIAR en que su mundo todavía estará allí cuando despierte. Ustedes necesitan CREER en el proceso, en las palabras que vinieron de Dios, o de su Guía Interior. Necesitan DEJAR DE LADO su yo consciente (que forma esa visión en primer lugar) para que el SUBCONSCIENTE o INCONSCIENTE también pueda ser reclutado para ayudar a que se cumpla.

El estado de sueño de Adán no fue distinto al que ocurrió cuando murió Jesús. Sus últimas palabras al Padre fueron: “En tus manos encomiendo mi espíritu.” Tal como se le pidió al “primer Adán” que confiase y liberase, también se le pidió al “último Adán” que DEJASE IR y fuese colocado en una tumba durante tres días. La “tumba” (tomb) y el “útero” (womb) están unidos, son armarios con dos puertas. Ustedes entran y pasan por ellos, sin saber con qué destino. Su propio SALTO a lo desconocido.

De eso trata todo su mundo en este momento, Mis Amigos: pasar de la luz a la oscuridad, luego de la oscuridad a la luz. El proceso de desarrollo operativo aquí es la CONFIANZA, que en última instancia se resume en CONFIANZA EN UNO MISMO ya que, en cada uno de sus universos de percepción, no hay otro. “

Las Reconexiones

Copyright Daniel Jacob – Publicado en Facebook septiembre 2016
Título en inglés: Stepping into the void
Traducción: Susana Peralta