@solitalo

Tu cuerpo reacciona de diversas maneras ante una emoción. Con el enojo sientes que te falta aire o cuando estás triste puedes tener ganas de llorar, pero cuando el daño emocional es profundo es difícil de superarlo por la humillación, vergüenza o dolor que te provoca el recuerdo de la mala experiencia.

Tu cuerpo reacciona de diversas maneras ante una emoción. Con el enojo sientes que te falta aire o cuando estás triste puedes tener ganas de llorar, pero cuando el daño emocional es profundo es difícil de superarlo por la humillación, vergüenza o dolor que te provoca el recuerdo de la mala experiencia.

“Una investigación publicada en la revista Psychological Science, concluye que las malas experiencias emocionales provocan más dolor de lo que imaginamos, ya que este sentimiento emocionalresurge a través de los recuerdos, a diferencia del solor físico que se debilita con el tiempo”.

Dado que los daños emocionales causan un fuerte impacto en la vida, te presentamos 5 formas en cómo el yoga te ayuda a superarlos.

En plena relajación

1. Trauma sexual. Si desafortunadamente ha sido una de tus experiencias que han marcado negativamente en tu vida, la práctica regular del yoga  te puede ayudar a sobrellevar el dolor.

El médico Richard Davidson, de la Universidad de Wisconsin, Estados Unidos, confirma que como parte del yoha, la meditación estimula la actividad del córtex prefrontal izquierdo del cerebro  con lo que se alcanzan altos niveles de felicidad, así como la plena consciencia.

Asimismo, afirma que cuando se logra un mayor grado de conciencia es más fácil liberarse de emociones destructivas, por ello, el yoga te impulsa al cambio y genera esperanza, reduciendo el sufrimiento.

2. Depresión. Está comprobado por científicos de la Universidad Católica de Leuven en Bélgica que el yoga  es una técnica favorable para tratar problemas de depresión.

Lo anterior porque se sustenta en técnicas de atención y conciencia plena que ayudan a situarse en el aquí y ahora. Este método conocido como mindfulness invita a reducir los estímulos externos a “simplemente estar” en una situación donde “no pasa nada” en particular y sin emitir algún juicio.

“Además, científicos del Centre for Addiction and Mental Health de Canadá aseguran que el yoga es una técnica que emplean para evitar la recaída en pacientes que sufren de depresión, toda vez que genera un efecto antidepresivo”.

3. Trastorno alimentario. Los desórdenes alimenticios como la anorexia o bulimia son alteraciones de la mente y cuerpo que pueden ser tratados con el yoga.

El artículo Randomized Controlled Clinical Trial of Yoga in the Treatment of Eating Disorderscomprueba que practicar yoga por aproximadamente dos meses, es una buena medida para los jóvenes con este trastorno, ya que tienen menos preocupación por la comida.

Incluir esta disciplina como tratamiento para resolver problemas de alimentación ayuda a reducir su ansiedad por la comida y a valorar su cuerpo.

4. Miedo. La técnica milenaria del yoga es un antídoto poderoso para superar el miedo porque aporta ecuanimidad y sensatez para reflexionar e uno mismos, afirma Raúl Calle, maestro y escritor de yoga de Madrid, España.

Con una adecuada técnica de respiración se logra calmar la mente y a conectarla con el cuerpo, lo cual ayuda a reducir los temores.

5. Ira. Es posible calmar esta emoción a través del yoga, ya que aumenta los sentimientos de compasión e interconexión,calma el sistema nervioso y la mente, lo cual reduce la posibilidad de avivar las llamas, afirma Timothy McCall autor de Yoga como medicina: La receta Yóguica para la Salud y Sanación.

Superar los daños emocionales no es fácil, se requiere olvidar el pasado y concentrarse en el presente, así como de la voluntad de adoptar esta rutina a la vida diaria. Las ventajas son ilimitadas y se ha comprobado que el yoga es una excelente opción para mejorar tu calidad de vida.

Judith Santiago González
m.enforma.salud180.com