@solitalo

CENTRARSE

Piensa en lo que quieres, no en lo que no quieres. Vigila tus pensamientos cuidadosamente, pues crean tus experiencias.

En ocasiones parece que nuestros pensamientos nos eligen, pero nunca es así. Siempre, en todo momento elegimos nuestros pensamientos. Ellos siempre tienen un efecto y no hay pensamientos neutrales, por eso medio segundo antes de tener un pensamiento, decides tenerlo.
Así que con la práctica puedes aprender a controlarlos y cambiarlos y eso equivale a tomar las riendas de tu vida.

Quizá pienses que tus habilidades para concentrarte están estropeadas, aunque la infalible mente de Dios esté dentro de tu mente. Piensa que puedes lograr verdaderas proezas de concentración simplemente afirmando: “Ahora soy capaz de controlar mi mente a voluntad”. Sólo tendré pensamientos amorosos y mis ángeles de luz actuarán como guardianes para establecer un flujo continuo de pensamientos amorosos.

Después de leer esto te pregunto: ¿en qué estás ocupando tus pensamientos hoy? en la mancha de tu camisa, en el tráfico que te espera para llegar a casa, en las causas del mal humor de tu jefe… o estás enfocado realmente en resolver tus propios sentimientos con respecto a tu evolución, centrarse es concentrar la energía en lo que verdaderamente quieres hacer por ti, para mejorar, para crecer, porque en la medida en que dirijas tus pensamientos hacia tus objetivos sin dispersarte en cosas sin importancia conseguirás aquello que tanto anhelas. ¿Qué te parece si lo intentamos? Recuerda que #SíSePuede. Abrazos de Luz desde mi corazón. Solange.

Cartas Sanando con los Ángeles de Doreen Virtue