@solitalo

Les digo, a todos y cada uno de ustedes a quienes se les ha concedido el privilegio de recibir la instrucción de la Jerarquía Espiritual: QUE GRANDE ES EL KARMA DE AQUELLOS QUE, HABIENDO RECIBIDO EL MANÁ PARA ALIMENTAR A LAS MASAS, ESCOGEN USARLO PARA ALIMENTO PROPIO.

¡Les aconsejo que contemplen esta afirmación! Utilizo la palabra “MANÁ” deliberadamente para que la gente la asocie con algo que puede ser fácilmente multiplicado. ¿Acaso van ustedes a codiciar esta levadura en el pan sin compartirla con sus compañeros de viaje? Los regalos de Dios se descargan para beneficio de todos los hombres, no solamente de un individuo, y al igual que las extremidades de una persona que no usa sus brazos ni sus piernas, estos regalos se pueden encoger y atrofiar, perdiéndose en cierta medida el privilegio de más regalos en el futuro.

En el Nombre de la Santa Luz del Cielo, ¡LEVÁNTENSE! ¡Abran los depósitos de sus Cuerpos Causales y compártanlos con los otros! Ahora bien, no es Mi deseo el de sólo avivar momentáneamente la Llama del Entusiasmo en ustedes mientras que están en Mi Aura y escuchan Mis palabras. ¡Por Ley Cósmica, se espera de ustedes que compartan estos regalos de Dios!

Tomado del Libro: Amantes de la Verdad. Colección Maestros Ascendidos. Rubén Cedeño