@solitalo

(La conjunción de nuestro Sol con Antares está próxima)

La melodía antariana se dibuja en el Cosmos a través de nuestro latido constante. El sonido purificador fue encargado a nuestros hacedores de vida con el objetivo de plasmarlo en el Universo.

Cada segundo que pasa, nuestro amor se traduce en una nueva “melodía” que a los oídos del Soñador Universal, representa un viaje a ciertos segmentos de su Obra. En la Tierra se traduce como una conexión con la belleza del sonido armonioso que aparece en la mente de los humanos, en las mañanas, al despertar.

Esas notas que perciben cuando toman nuevamente tierra, al abrir los ojos, es un vago recuerdo de la información que dejamos se vaya decodificando en sus conciencias.

Algunos perciben notas asociadas con música local, otros escuchan coros angelicales, otros recuerdan melodías desconocidas, que no son de inspiración terrestre.

Los sonidos de la Naturaleza también son parte de nuestra acción en los senderos de los humanos.

En Antares, el sonido es la vibración que da solidez a la vida. Sabemos que es difícil decodificar para ustedes la idea de que todo lo que puede ser concreto en un lugar es la vibración sónica que es emitida por elementos circundantes. Por lo tanto, los invitamos a escuchar sonidos terrestres, en una sucesión, sin identificación previa, para que les active aún más su código de construcción de formas más perfectas en el Universo. Todos aquellos que deseen pasar por esta experiencia han de conectarse con el Reino Animal de la Tierra para observar la clarificación que producen éstos en sus mentes.

Pues ellos, los animales de todas las especies de su planeta, son despertadores de la conexión con la Creación. Son parte de lo que fue tomado en cuenta por la Familia Galáctica de Antares, en la bifurcación de la energía, cuando fue necesario decidir de qué forma se podía ayudar a Humanos y Seres Estelares, cuando descubrieran su implantación en el Sistema Solar. A todas las Semillas Estelares, éste es nuestro aporte, los sonidos que abrirán sus recuerdos del momento de llegada al plano de la materia.

Los amamos intensamente,

Antares

De “Manual de Semillas Estelares”
Liliana Scaringi