@solitalo

Para poner atención, hay que vivir más despacio, más atentos a lo que ocurre en cada momento, siendo conscientes de nuestros actos, nuestras actitudes y sus consecuencias.

Poner intención en la vida significa proyectar nuestra vida, ya que además de estar atentos, tenemos que caminar, tomar decisiones y buscar nuevas posibilidades. De esta forma, nuestra intención se convierte en nuestra realidad.

Pon atención con el poder del aquí y ahora

Poner atención en cada instante de nuestra vida, supone vivir consciente y hacer un esfuerzo por vivir “aquí y ahora”. Para ello podemos seguir algunos consejos:

Parar, esto es buscar momentos del día para “parar de hacer”, nos pasamos la vida haciendo cosas, deprisa, rápido y a ritmo frenético porque no llegamos, y esto nos hace perder atención. Para recuperarla, busca un hueco para ti en tu día a día, y aprovéchalo para escuchar el silencio, leer, escribir, observar…

Escuchar, entendiendo que es diferente a oír. Escuchamos cuando ponemos atención en lo que sucede a nuestro alrededor. Estando atentos a los mensajes verbales o no verbales que nos dan las personas que nos rodean o las diferentes situaciones de la vida.

Observar, es muy importante observar, para ello tenemos que parar y saber escuchar, a la misma vez que observamos lo que ocurre a nuestro alrededor, sin influir en ello, solo para aprender de ello, y conocer mejor el medio y las personas que nos rodean. Observar, también es una forma de aprender.

Ser consciente, es poner atención y estar receptivos, además es entender lo que sucede a nuestro alrededor. Para ser conscientes ponemos todos nuestros sentidos, recibimos mensajes y los analizamos, interpretándolos para que nos sirvan como aprendizaje del momento presente.

Bajar el ritmo, es seguir avanzando, aunque más despacio. No se trata de parar, sino de caminar a un ritmo más lento. Ese ritmo que nos permita a la misma vez avanzar y disfrutar del paisaje que vamos dejando atrás.

Centrarse en algo concreto es importante, poner la atención en una sola cosa cada vez del presente. Para vivir en el aquí y ahora, tenemos que poner la atención en alguna tarea o persona del presente, sin dejarnos llevar por el resto de estímulos exteriores e insignificantes en éste momento.

“Dale a cualquier cosa que estés haciendo o a cualquier persona con la que estés el regalo de tu atención”

-Jim Rohn-

Pon intención, viviendo intensamente

Poner intención es saber lo que queremos hacer en cada momento y en un futuro cercano. Para ello, la intención nos abre camino, dirigiéndonos en la dirección que nos llevará en el sentido deseado. Si ponemos intención, nos daremos la posibilidad de vivirlo intensamente. Para poder hacerlo en la práctica te propongo:

Definir una intención. Es importante tener muy claro la intención de nuestros movimientos, sea en la vida en general o en situaciones concretas. Cuando definas tu intención, también habrás alcanzado el momento de caminar hacia tu deseo.

Proyectar tu deseo. esto significa trazar la dirección de la línea de tu camino. Proyectar es visualizarse, saber dónde queremos llegar y estar atentos a las experiencias y oportunidades que la vida nos ofrece en la dirección del camino que hemos puesto intención de llegar.

Tomar decisiones. es necesario para avanzar y vivir intensamente, que tomemos decisiones en la dirección marcada por nosotros, con la intención de llegar dónde nos hemos propuesto llegar. No podemos esperar a que nadie decida por nosotros, sin embargo, si estamos atentos, la vida nos mostrará oportunidades, y a partir de ahí, cada uno decide su vida.

Seguridad para vivir intensamente, tenemos que sentirnos seguros del lugar al que queremos llegar. Aunque no sepamos lo que sucederá con cada decisión tomada, la seguridad está en saber que queremos seguir avanzando, disfrutando y viviendo cada momento como si fuese el único.

Buscar opciones, cuando sabemos lo que queremos, y queremos vivir intensamente, es importante estar abiertos a diferentes opciones, reflexionarlas y valorarlas antes de tomar una decisión.

“La intención es el verdadero poder detrás del deseo”
-Deepak Chopra-

Sentir profundamente

Cuando ponemos atención e intención a la vida, sentimos todo lo que nos ocurre de forma profunda, ya que nos sentimos protagonistas de aquello que nos ocurre, viviéndolo en primera persona. Pese a lo sencilla que parece la idea, no es algo que ocurra normalmente: nos sumergimos en un mundo de automatismos y cuestiones superficiales, que lejos de hacernos felices, nos hacen cada día más insensibles, alimentando la sensación de lejanía con nuestro interior.

“Yo nunca habría tenido éxito en la vida si no me hubiera dedicado a las cosas más pequeñas con la misma atención y cuidado que le dediqué a las más grandes”
– Charles Dickens –

Nuestra mente subconsciente nos permite vivir en “automático”, de manera rutinaria; Sin embargo, podemos llegar a ser conscientes de lo subconsciente, solo observando e interpretando lo que sentimos. Una buena forma de descubrir la parte de nosotros que es ajena a nuestra consciencia es estar atentos a quienes somos realmente.

Dolores Rizo

Anuncios