@solitalo


Estamos ya en los días finales de un año de finales.

Finalizamos un ciclo mucho más significativo y extenso que un final de año. Estos días son Portales de Transmutación, y, por eso, muchos de nosotros, en medio del gran movimiento de consumo del consenso de tercera dimensión, nos estamos encontrando con la presentación de campos energéticos dolorosos e incómodos.

Las tensas configuraciones astrológicas de estos días, están operando como bisturíes, o como herramientas que presionan nuestra memoria celular. Y asoman campos energéticos que hemos experimentado a repetición, conectados con fuertes heridas del Alma.

Esto se ve aumentado en intensidad, por la presión social, que dice que hay que reunirse para celebrar juntos. Si durante todo el año, las tensiones en las relaciones, pueden mantenerse en estado de latencia, en estas fechas, con la “obligación” que el consenso impone al encuentro, no hay más remedio que sentirlas y enfrentarlas.

Este es uno de los motivos por los cuales muchas personas temen estas Fiestas, que producen depresiones, nostalgias, irritabilidad y tensos intercambios.

Podemos sacar enorme provecho de este Portal de Transmutación que nos está ofreciendo este final de 2016.

Porque toda esta activación emocional, es, como ya hemos dicho, una tensión pre-parto de un Nuevo Yo, de una Nueva Identidad, que se ha estado gestando desde el 2012.

Así, si notas que en estos días estás bajo una tensión largamente experimentada, que creías superada, va una sugerencia para atravesar con luminoso éxito este Portal:

Observa la realidad incómoda, irritante o dolorosa que se ha presentado en estos días. Se trata de un campo de energía conectado con una herida. Es una herida que has vivido a lo largo de toda tu vida (seguramente, a lo largo de muchas vidas). Es tan habitual, tan conocida, que una parte de tu personalidad la considera “natural”. Se ha repetido tanto, que parece formar parte de tu identidad.

Ponle un nombre. Puede llamarse Abandono, Traición, Humillación, Invasión, Rechazo, Injusticia.
Puede que, en estos días, te hayas encontrado bajo la presión de esta herida presentándose nuevamente, o te hayas encontrado luchando contra esta realidad.

Ponte de pie y llama a tu Más Alto Ser, a la Versión Más Alta de ti misma, de ti mismo, y visualiza delante de ti un Portal de Transmutación, creado por esta energía.

Mira cómo estás al final de un túnel oscuro, y cómo brilla la luz a través del Portal. Siente la presencia perfumada de los ángeles y guías espirituales, esperando la Entrega de tu mayor herida del Alma, esa que has experimentado tanto, que parece inseparable de tu energía.

Conecta con tu Cielo y con tu Tierra, a través de tu Canal Central de Energía.

Pon tus manos delante de tu Corazón, con las palmas en forma de bol, y deja que la necesidad de experimentar esta Herida salga de diferentes zonas de tu cuerpo, en forma de energías oscuras y densas, que van a parar a tus manos.

Toma varias respiraciones profundas.

Declara que ya has completado el cupo de repetición de la Herida, declara que perdonas a todos los que la han activado, y que te perdonas a ti mismo por haberla generado como forma de aprendizaje.

Agradece a la Herida, porque en ella está escondido tu Propósito. Y, en consciencia de que ya no a necesitas para Ser tú mismo….inspira profundo, y en la exhalación, ENTRÉGALA!…. ENTRÉGALA AL PORTAL y mira cómo es tomada, transmutada, convertida en Luz Dorada al atravesarlo.

Luego, pide que vengan a tus manos, todos los Contratos que firmaste con los Heridores, con los Perpetradores, para que la enseñanza aportada por la Herida fuera experimentada en tu vida.
Mira los contratos en tus manos, rómpelos, inspira profundo, y en la exhalación, VUELVE A ENTREGARLOS AL PORTAL!…

Respira profundo, permite a la emoción fluir, mientras observas desde dentro, cómo tu Personalidad se aligera, contempla a la Criatura que eres, desde la profundidad de tu Presencia.

Y, cuando te sientas en Paz, Expandida o Expandido, y vibrando alto, Agradece al Portal, Agradece a todo este Gran Ciclo que concluye, y mira cómo el Portal se reduce sobre sí mismo, desapareciendo en el Vacío. Ha cumplido con su misión.

Respira suave comenzando a conectar con una realidad completamente Nueva….

Feliz final del ciclo que se cierra en este intenso 2016…

Facebook: PORTAL DE ALANA.
por Alana Messineo
http://www.elportaldealana.com
30 de Diciembre 2016