@solitalo

El poder del anillo de fuego

El domingo 26 de Febrero se produce un Eclipse Solar en el signo de Piscis. Será visible en Sudamérica, la Antártida, y Centro y Sur de África. El proceso del eclipse durará unas dos horas, comenzando a las 9,19 hora argentina.  El Anillo de Fuego, maravilloso espectáculo que sobrecoge y transforma, podrá verse en el Sur de Argentina, y durará un minuto.

Es un espectáculo inolvidable. Como todo Eclipse de Sol, ha sido anticipado por el eclipse de Luna correspondiente.

El panorama astrológico que queda configurado en estos días es extremadamente complejo. La Luna y el Sol se unen, en conjunción a Neptuno, Mercurio  y el Nodo Sur en el signo de Piscis, el signo del final de ciclo y de la liberación de karma.

En los últimos meses, hemos asistido a un creciente caos generado desde el holograma matrix. La conjunción del poderoso eclipse al Nodo Sur en Piscis, habla de que están abiertas las compuertas para un derrame de eventos, probablemente catárticos.

Estos hechos buscan liberar causas largamente acuñadas por cada uno de nosotros, y por la Humanidad en su conjunto. Nuestra propia sombra colectiva, está encumbrada y se pavonea ante nuestros ojos. Entra en nuestra casa a través de los medios, y también, de la vibración colectiva de incertidumbre y temor. Ahora ya es imposible negar lo que está en sombra.

En el mundo que cae, reina lo des-almado. Su aparato de masificación, quiere convencernos de que esto es lo único que hay, y lo único que nos queda. Nada a qué aferrarse, ningún lugar donde esconderse, no luz, no pureza, no poder.

Piscis es el signo donde se hace patente la adicción, y es tiempo de evaluar dónde está la nuestra, en estos días, y sobre todo, respecto a la información que consumimos. Si, por ejemplo, “comemos” engaños y conspiraciones, tendremos más de eso. Es uno de los aspectos umbríos de Neptuno.

El Nodo Sur nos está mostrando, como siempre, de dónde venimos, lo que hemos creado y practicado en exceso y que ahora atenta contra el equilibrio y la vida. También indica aquello a lo que acudimos cuando estamos inconscientes de nuestro propósito real.

Del lado de Aries, la explosiva configuración de Urano, Marte, Venus y Eris, en aspectos tensos con Plutón y Júpiter, agregan leña al fuego, haciendo que los vapores neptunianos, puedan convertirse, de un momento a otro, en explosiones emocionales, tanto individuales como colectivas. Sentimos el deseo de avanzar, al mismo tiempo que una tremenda sensibilidad emocional nos hace detenernos para integrar la marea. Tenemos momentos de entusiasmo y de una desconocida expansión, y momentos en que el miedo parece ganarnos.

Colectiva e individualmente, puede haber una sensación de estar arrinconados, encerrados y sin salida, con una urgencia de que se haga justicia, de que se ajusten a la integridad ciertos aspectos de nuestra vida donde nos sentimos estafados, engañados o manipulados, y estamos impotentes para dar respuesta.

Como siempre, la única forma de tomar poder, es notar hasta dónde nosotros mismos hemos eludido la responsabilidad de cuidarnos, o de cuidar nuestra energía, bienes y creaciones.

Saturno junto al Centro Galáctico parece estar activando el carácter serio y caótico de estos momentos. En la antigua astrología, se hablaba de un eclipse solar, como el momento de “la muerte del rey”. Estando junto al Nodo Sur, este rey no puede ser otro que el monarca de la era pisciana,  rey del victimismo, el abuso y la impotencia, nacidos de la negación y la desconexión.

Los miedos irracionales acechan. Con los movimientos del polo magnético de Gaia, y las oleadas de nuevas energías en las que estamos entrando, la personalidad de tercera dimensión pierde lucidez. Es más fácil perder la consciencia y dejarse arrastrar en la corriente del temor.

Lo que está emergiendo ha pasado por las células de nuestros ancestros, de esta Tierra y de otros orígenes galácticos. Todos llevamos genes de víctima y depredador, y esto en estos días, surge, mana hacia nuestra consciencia, para ser liberado. No hay VIPS, no hay privilegios en este desvelamiento de lo que ha sido negado, nos toca a todos.

Pueden generarse manifestaciones de irritación popular, inimaginables unos meses atrás.

Sin embargo, hacia Mayo, el Eje Nodal cambia hacia Leo- Acuario.

Este eclipse está preparando este nuevo nacimiento, limpiando y mostrando dónde no estamos todavía suficientemente lúcidos para adueñarnos de una nueva fase creativa. Júpiter retrógrado desde Libra, está preparando el terreno para nuevas y creativas relaciones.

¿Cómo responder a esta configuración?

Aceptar que, en nuestra inconsciencia, muchos de nuestros actuales problemas vienen de que nos hemos equivocado. No existe el error desde el punto de vista álmico, pero sí en el aspecto de que, con cada movimiento que hemos hecho desde la inconsciencia, recibimos instantáneamente una llamada de atención, que resulta cada vez más intensa y frustrante. Nos estamos convirtiendo en discípulos avezados, y los alumnos más adelantados, caminan diariamente por la cuerda floja, de ese modo, aguzan sus sentidos.

Así es que, una buena salida para estos días, es concentrarnos en los aspectos más luminosos de Piscis: la compasión, en principio hacia nosotros mismos, y la consciencia de ser Uno con Todo, también con lo Des-almado. Lo Des-almado, nos invita a polarizarnos en el “Ellos o Nosotros”. La Unidad nos muestra que Ellos, son el reflejo de lo que, en la inconsciencia, hemos creado. Hay dentro nuestro muchas zonas donde la compasión y la empatía no ha llegado, y estos tiempos surgen de esas zonas caóticas.

Algunas sugerencias para hacer frente a la marea de esta semana:

Evitar las reacciones emocionales, buscar la calma e instalarnos en ella.

Evitar las personas que nos activan negativamente.

Evitar la queja, la culpabilización, y el juicio negativo hacia nosotros mismos y los otros.

Evitar largas ensoñaciones. Pies a tierra, Nodo Norte en Virgo.

Enfrentar lo que teníamos negado. Aunque duela, es la única forma de asumir la realidad creada. No es tiempo para ensoñar con lo que las cosas tendrían que ser, sino para estar con lo que las cosas son. Al menos, por el momento.

Felicitarnos, ya que darnos cuenta de lo que está a oscuras en nosotros, y en los que nos afectan, nos hace más seguros y fuertes.

Detenernos cuando notamos que nos estamos distrayendo, informándonos acerca de “lo mal que está todo”. En cambio, enfocarnos en sacar adelante, una a una, paso a paso, las tareas de cada día.

Observar nuestro pensamiento y sentimiento, hacernos autoconscientes momento a momento.

Evitar el proyectar nuestros aspectos nobles en los demás, en la creencia de que todo el mundo está vibrando en la ética y el amor. El engaño es seductor, y ya es el momento de que, en nombre de la transparencia, dejemos de ser ingenuos.

Usar anteojeras luminosas, para centrarnos en lo que está bien para nosotros, sin mirar a los lados, a la llamada al miedo o el gozo vengativo viendo al que entra en el salón del condenado.

Frecuencias y actitudes a expandir:

Abrirnos a disfrutar de actos de solidaridad y colaboración, dándonos espacio, y dando espacio al otro para que sea lo que quiera ser.

Ordenar.

Recordar  el “sello” recibido con el último eclipse de Luna, que nos ha dado fuerza para este momento.

Rendirnos a una fuerza mayor, pero evitar paralizarnos, investigando en cambio los detalles (Nodo Norte en Virgo), que nos llevaron a error, y cuyos datos pueden ayudarnos a salir de atolladeros.

Hemos venido a experimentar la vida humana, intensa, exigente, muchas veces decepcionante, que no mejora por la preocupación.

La preocupación alimenta la energía que nos daña. La acción enfocada crea Tierra Nueva.

Entre otras cosas, estamos ahora en este mundo para construir un cuerpo fuerte, una energía fuerte y radiante.

Una pregunta para estos días sería:

¿Cómo voy a organizar mi mundo material para obtener éxito en este tema? ¿Qué pasos tengo primero? ¿Cuándo los voy a dar?

Aunque no lo puedas ver, recuerda que el Astro Rey será eclipsado por la Luna en un Instante Sagrado. Puedes hacer tu voto de emerger Radiante y Nuevo, energizado y bendecido por el Anillo de Fuego. Y que Gaia, va contigo, como siempre, es la Nave que te ampara, te alimenta y no te suelta.

Alana Mesineo  elportaldealana.com

Anuncios