@solitalo

En uno de los programas de radio más escuchados en Estados Unidos y Canadá “Coast to Coast AM” del día 31 de julio de 2012, el Dr. Seth Farber, psicólogo defensor de los derechos humanos, realizó unas sorprendentes declaraciones: “los medicamentos anti-psicóticos hacen mucho más daño que bien”. El autor de “El don espiritual de la locura”, dijo que las personas que son diagnosticadas con esquizofrenia o trastornos bipolares no tienen ninguna enfermedad mental. Pero en cambio, pueden estar experimentando un “despertar espiritual”.

El Dr. Farber tiene la creencia que una gran cantidad de personas han sido mal diagnosticadas con esquizofrenia o trastorno bipolares, y que cuando toman los medicamentos psiquiátricos recetados por los expertos entran en una espiral decadente de la que nunca se recuperan. En muchos casos los psiquiatras se “olvidan” de informar a sus pacientes de que estas drogas son altamente adictivas, por lo que al paciente se le suman unos síntomas graves de abstinencia. Estos síntomas, según el Dr. Farber, hacen que el paciente cree que realmente está enfermo y no puede vivir una vida normal sin la medicación.

La conspiración de las compañías farmacéuticas

Según el Dr. Farber, en 1978 los psiquiatras estaban perdiendo mucho dinero. Recuerda, que en esos momentos la imagen social que rodeaba el campo era muy negativa, debido algunas de terapias experimentales extrañas, como las lobotomías que surgieron durante la década de 1960. Así que la American Psychological Association (APA) nombró una comisión para determinar qué pasaría si dejaran de recibir sobornos de las compañías farmacéuticas y se centraran en el tratamiento ético. Por supuesto, se determinó que los resultados serían desastrosos y en su lugar decidieron solicitar más dinero a las farmacéuticas.

Según el Dr. Farber, en los últimos años, solamente en Estados Unidos han pasado de 16.000 casos de trastornos bipolares diagnosticados a la sorprendente y escalofriante cifra de 16 millones de supuestos casos.

“Es la codicia de los psiquiatras. No hacen nada, para que haya más mercado”, dijo el Dr. Farber.

¿Bloqueo al despertar de la conciencia?

Los medicamentos psiquiátricos, especialmente los antipsicóticos, según el Dr. Farber, no ayudan a curar a un paciente que ha sido diagnosticado con una enfermedad mental. En su lugar actúan como tranquilizantes haciendo que el cerebro se desconecte. El paciente ya no experimenta problemas mentales pero también dejan vivir la vida. Una gran cantidad de personas que son diagnosticadas con esquizofrenia o trastorno bipolar en realidad no tienen una enfermedad mental. Lo que realmente están experimentando es un despertar espiritual. 

El caso Levy

Para reafirmar todo lo dicho por si mismo, el Dr. Farber llevó al programa radiofónico a Paul Levy. En 1981, Levy tuvo un cambio de vida al tener un despertar espiritual. Durante el primer año de su despertar fue hospitalizado por lo menos 4 veces y diagnosticado con tener un brote psicótico grave. También se le dijo que tenía un desequilibrio químico, que era maníaco depresivo y que tendría que tomar medicamentos antipsicóticos para el resto de su vida. Lo único que realmente le ayudó fue la meditación para dar un paso atrás en el tratamiento psiquiátrico y ver lo que realmente estaba sucediendo en su mente. En un momento dado fue como si su mente fuera alcanzado por un rayo. Se dio cuenta de que era parte de una conciencia colectiva, que todos estamos interconectados e interdependientes. Si él pensaba en un amigo o pariente, sentía de inmediato lo que esa persona estaba sintiendo, y fue incluso capaz de conectar con la conciencia universal.

Según el Dr. Farber cree que hay miles de personas como Levy, en hospitales psiquiátricos de todo el mundo. Las personas que no son psicóticos, simplemente están experimentando un despertar espiritual. Algunas personas son más sensibles a los cambios en la conciencia de los demás y ellos o sus familiares pueden pensar que está teniendo un brote psicótico. Cree que la psiquiatría está empeorando porque está destruyendo la vida de más y más personas a causa de su codicia que están haciendo que incluso los niños sean adictos a las drogas anti-psicóticas.

El Dr. Farber también advierte a los pacientes que quieren dejar de tomar sus medicamentos recetados, que disminuyan las drogas muy gradualmente para evitar los síntomas de abstinencia graves. Muchos psiquiatras recomiendan disminuir en el tiempo de una semana para luego dejar de tomar las drogas por completo. Pero la realidad es que el paciente empieza a experimentar síntomas de abstinencia graves, pensando que en realidad son enfermos mentales para volver a tomar las drogas.

Fuente: mundoesotericoparanormal.com

Anuncios