@solitalo

La psicogenealogía ayuda no sólo a sanar a los que están, sino a los que no están. A los antepasados que viven en nosotros y a los hijos de los hijos de nuestros hijos que aún no han nacido. Sanar un árbol genealógico es transmitir a las siguientes generaciones un ADN más sano.

Oración de sanación del árbol genealógico (P.Gustavo Jamut)

“Amado Padre, yo vengo ante ti como tu hijo, en la gran necesidad de tu ayuda.Tengo necesidades de salud física, emocional, espiritual e interpersonales.Muchos de mis problemas han sido causados por mis propias carencias, negligencias y faltas, por las cuales humildemente pido tu perdón Señor.

Pero también pido tu perdón, por los errores de mis ancestros, cuyas fallas han dejado sus efectos en mí, en el cuerpo, en la mente, en el espíritu. Sáname Señor de todos estos desórdenes en el amor.

Con tu ayuda, perdono a cada uno, especialmente a los miembros vivos o muertos de mi árbol familiar, quienes directa o indirectamente me han ofendido a mi o a mis seres queridos en alguna forma, o aquellos cuyos errores han significado nuestros sufrimientos y desórdenes presentes.

En el nombre de tu Hijo Divino, Jesús y en el poder del Espíritu Santo, te pido, Padre, libérame a mi y a todo mi árbol familiar de la influencia de reincindir en nuestros errores incluyendo a aquellos adoptados, y familiares por extensión de toda forma contaminante de atadura.

Por tu preocupación amorosa por mi, amado Padre, y por la protección con la sangre de tu precioso Hijo Jesús, te pido que extiendas tu bendición sobre mi y mis parientes vivos y muertos.Sana cualquier efecto negativo transmitido a través de las generaciones pasadas, y evita los efectos negativos en las generaciones futuras de mi árbol familiar.

Yo simbólicamente coloco la Cruz de Jesús sobre la cabeza de cada persona de mi árbol familiar y entre cada generación, te pido que permitas a la sangre purificante de Jesús, purificar las líneas sanguíneas en mi linaje familiar.

Ubica tus Ángeles protectores acampados a mi alrededor y permite al Amado Arcángel Rafael, patrono de la sanación, administrar el poder de tu sanación divina sobre mi, incluidas las áreas de incapacidad genética.

Da poder especial a los Ángeles Guardianes de los miembros de la familia para proteger, sanar guiar y fortalecernos en todas nuestras necesidades. Permite que tu poder sanador sea liberado en este mismo instante, y permite que continúe tanto como tu soberanía lo permita.

En mi árbol familiar, Señor, reemplaza toda atadura por un hilo de luz santo de amor familiar, y permite que haya una relacion aún más profunda Contigo Señor y por medio del Espíritu Santo, con tu Hijo Jesús. Permite a la familia de la Trinidad Santa llenar a mi familia con su afectuosa, calurosa, amorosa presencia, tal que la mía pueda reconocer y manifestar ese amor en sus relaciones. Todas mis necesidades conocidas y desconocidas las incluyo en esta petición. Amén.

Anuncios