@solitalo

AL DEJAR IR PENSAMIENTOS DE LIMITACIÓN, SOY RENOVADO Y RESTAURADO.

Cuando me siento fatigado —bien sea emocional, física o mentalmente— recuerdo centrar mi atención y orar. Disipo cualquier emoción reprimida yendo a mi interior. Al dejar ir creencias limitadas y anticuadas, soy renovado. Al dejar ir apegos pasados, hago espacio para recibir las bendiciones del presente.

En este momento, soy restaurado a la conciencia amorosa del Espíritu infinito y morador. En este momento, soy renovado con una vitalidad que no puede ser restringida. En este momento, mi capacidad de disfrutar de este precioso día es ilimitada. Descanso en el conocimiento de que Dios es mi fortaleza. ¡Yo soy alentado, renovado y restaurado!

Palabra diaria unityenlinea.org

Anuncios