@solitalo

La única forma en que la Presencia YO SOY puede llegar a la conciencia interior del hombre es dirigiéndole ciertas vibraciones que le llegan a él como deseos, sensaciones, aspiraciones y una presión que lo lleva a ciertas actividades que, aunque el ser exterior no puede a menudo explicarse aquello por medio del razonamiento, siente que es un impulso de su corazón.

Hasta que el desarrollo del estudiante llega al punto en que la conciencia exterior o inferior, totalmente despierta, se incorpore al Plan Divino y a la imagen que están contenidos en el Ser Superior, la Presencia utiliza vibraciones sutiles e impulsos para adelantar el plan de perfección, porque el alma y los vehículos inferiores del hombre deben hacerse receptivos a estas vibraciones de manera que se graben con la suficiente fuerza para que ocurra una actuación.

Instamos encarecidamente el cultivo y mantenimiento de una vibración tan pareja e invariable como sea posible en los vehículos inferiores, bajo todas las circunstancias y toda presión. Así como la estática destruye un programa de radio o televisión haciendo imposible comprender o interpretar las palabras y el cuadro, así la discordia de cualquiera naturaleza distorsiona los mensajes y las vibraciones de la Presencia YO SOY, de manera que no son recibidos ni anclados en la energía del ser inferior con la fuerza suficiente para constituirse en la guía de la vida diaria.

En tiempos de crisis, más que nunca son necesarios individuos que puedan mantener un constante fluir y conexión con su Yo Superior, y nos urge que haya individuos que construyan este impulso y mantengan una vibración ecuánime para que la receptividad de los impulsos divinos puedan serles claros y nítidos para constituir una protección y una dirección para muchos miles de personas en las emergencias que se puedan manifestar.

Anuncios