@solitalo

Recientemente hemos tenido un tiempo al estilo de una “larga noche del alma” sintiéndonos sobrecargados, exhaustos y frustrados. El hecho es que nuestra experiencia de vida está cambiando, la realidad se transforma y nuestras percepciones también cambian.

La conciencia se expande a medida que la humanidad se eleva a un nuevo nivel de percepción y comprensión. Se está alterando cómo vemos nuestras vidas, nuestra relación y nuestro mundo. Las estructuras del pasado están colapsando y está emergiendo una comprensión más profunda de nuestro propósito en este planeta. Como resultado, todo está cambiando y nada es cierto.

El movimiento del planeta Urano hacia el signo astrológico de Tauro apoya estos cambios. Este es un cambio significativo que nos llama a una nueva conciencia para desarrollarla con respecto a cómo existimos físicamente en la Tierra. Urano es el planeta de la revolución radical. Su movimiento hacia Tauro significa que en los próximos siete años y medio podremos esperar una reforma, una reinvención y una revolución radical en relación con cómo vivimos nuestra vida en la Tierra, cómo apreciamos sus recursos naturales y cómo nos valoramos a nosotros mismos, a los demás y a toda vida.

Como resultado, comenzará a surgir un alcance total de nuevas expresiones y manifestaciones que apoye la construcción de una realidad enteramente nueva. Una nueva realidad que apoye, nutra y honre toda vida.

Consecuentemente, es tiempo de que honremos a la Tierra, nos respetemos los unos a los otros y nos respetemos lo suficiente para detener el abuso. El abuso viene en formas muy diferentes: verbal, emocional, físico y económico. La avaricia, la pobreza, el hambre y la discriminación religiosa son formas sutiles de abuso utilizadas para obtener el poder sobre la gente, las comunidades y los países. El abuso planetario se ve en nuestra adicción al combustible, nuestro consumo de todos los recursos, la contaminación y el despilfarro. Añadan a la mezcla las guerras, los gobiernos inestables, la avaricia corporativa, el crimen y la falta de derechos humanos básicos y veremos el abuso a escala global.

Estamos en un momento crucial de nuestra historia humana donde nuestro entendimiento de cómo evoluciona la naturaleza está cambiando. Avanzamos desde un proceso evolutivo inconsciente gobernado por la selección natural, a un proceso evolutivo consciente, que es una elección. Es una elección poderosa de destrucción o co-creación. Con esta elección, se nos da el poder para destruir a la humanidad o para participar en la creación de un futuro de dimensiones infinitas. La evolución consciente exige que expandamos nuestra perspectiva más allá de nuestras necesidades inmediatas y consideremos el planeta y toda vida.

El abuso total de la Tierra ya no es una opción. La dura realidad plantea que a menos que cambiemos nuestras formas de vida y cambiemos nuestro enfoque a maneras más sostenibles de vivir, la humanidad no sobrevivirá. El abuso y la destrucción del planeta conllevan a desastres naturales. Al comienzo de mayo vimos la erupción del Volcán Kilauea en Hawái y el terremoto resultante que ocurrió cerca del volcán. Se dice que este volcán es el hogar de Pelé, la diosa hawaiana del fuego. Se conoce que es creadora y destructora. Es correcto que haga erupción en este momento en que cambiamos de realidades con la elección de destrucción o creación.

La energía cósmica que fluye por el planeta apoya este proceso y llama a la energía de la Tierra a elevarse para recibir las energías divinas entrantes. Como resultado, se está iniciando una revolución respecto a cómo vivimos en el cuerpo del planeta. Esto genera un flujo de nueva inspiración y nuevas ideas. Emergen nuevos procesos sociales y estructuras para restaurar el entorno natural.

Se crean mejores sistemas educativos, de salud y sistemas de gobierno a medida que despierta un profundo sentido de propósito de vida en muchos. Todos somos guiados a explorar y expresar la parte vital que tenemos que jugar en la evolución de la humanidad.

Al estabilizarse en la realidad de la nueva Tierra conocerán y entenderán que debe ocurrir un cambio para que pueda emerger y subsistir la nueva vida. Encontrarán significado en su existencia y reconocerán que están aquí para hacer la diferencia, para servir a la humanidad y al planeta. Como resultado, se volverán más conscientes del papel activo que deben adoptar en la co-creación de la realidad de una nueva Tierra. Como co-creadores deben trabajar con el Creador Divino, la Tierra y las fuerzas cósmicas de la creación y manifestar aquello que es mejor para toda vida en todas partes.

Para cambiar la manifestación externa de la vida debe ocurrir una transformación interna profunda. Esto implica la exploración de la esencia de su naturaleza recordando que son un microcosmos de ésta. Al nivel más profundo de su alma que es éter, habitan los cuatro mundos de agua (emociones), tierra (mundo físico), aire (mente) y fuego (espíritu). Son estos cinco elementos que vinculan inextricablemente a la humanidad con el resto de la creación. La exploración de estas fuerzas elementales y el re-despertar de la conexión de ustedes con ellas los reintroduce a los ciclos de la evolución de la Tierra y a la sacralidad de toda vida. Aplicar correctamente la fuerza creativa de estos elementos es clave para manifestar efectivamente una nueva realidad.

Actualmente la naturaleza energética de los elementos está evolucionando. Este proceso evolutivo está cambiando literalmente la estructura molecular del planeta para restaurar el equilibrio. Como consecuencia, nuestra estructura molecular humana está cambiando y creando una reacción alquímica, que les permite incorporar plenamente su alma y anclar su anteproyecto cósmico dentro de las raíces de la Tierra.

Este proceso alquímico está generando una poderosa fuerza creadora energética que les permite extraer del anteproyecto de su alma, la sabiduría, verdad, entendimiento y revelaciones cruciales para la construcción de la realidad de la nueva Tierra. Estas herramientas valiosas les permitirán manifestar las creaciones basadas en valores saludables tales como la integridad, el honor, el respeto, el equilibrio, la conciencia y la comunidad.

Por tanto serán capaces de manifestar una realidad que puede crecer y cumplir sus necesidades personales a la vez que respeta la Tierra y a todos los que viven en ella.
Todo está cambiando y todo es nuevo. Hay eventos inesperados y poderosos que les piden que miren profundamente dentro de sí mismos, de su vida, sus relaciones y su mundo. Miren más allá del horizonte y expándanlo más allá de lo que son capaces de ver y percibir, alineándose con los eventos que están ocurriendo y avanzando hacia la acción correcta. Exploren su intuición e intereses. Vayan donde estos les lleven.

Confíen en sí mismos y en los cambios que necesitan hacer y pondrán en movimiento una cadena de eventos para crear una vida llena de retribuciones.

Esto es solo el comienzo. Está frente a ustedes un nuevo viaje de experiencia, uno que es vital para el desarrollo evolutivo de su alma. Vean este viaje como una senda hermosa de crecimiento, transformación y evolución. Esperen muchas retribuciones hermosas a lo largo del camino con muchas experiencias y oportunidades nuevas. Exploren su nueva realidad, sus pensamientos y sentimientos. Descubran quiénes son ahora y cómo continúan su camino por la Tierra. Podrán ver que comienza a surgir un nuevo entendimiento más profundo de su sendero y su propósito, al ser más conscientes de la experiencia más amplia: el viaje total de experiencia de la humanidad. Tómense su tiempo, clarifiquen su sendero. Avancen con las energías entrantes y aprendan a dirigir, construir y entretejer su nueva vida utilizando las fuerzas naturales de la creación.

© 2018 Kate Spreckley http://www.spiritpathways.co.za
Este artículo puede ser republicado como está, sin cambios y con todos los vínculos activos ©2017 Kate Ann Spreckley http://www.spiritpathways.co.za
Traducción Fara Gonzalez manantialcaduceo.com.ar