@solitalo

¿Es posible comunicarse telepáticamente con otros seres vivos? La Telepatía se entiende como la transferencia de contenidos psíquicos entre entre individuos a través de la mente, sin necesidad de ningún agente físico externo. Es un poder que tenemos todos los seres humanos, pero por alguna razón, desde tiempos remotos, hemos olvidado utilizarlo.

Al nacer un bebé, se puede apreciar que existe una conexión más allá de las palabras entre madre e hijo, hasta el padre o familiares cercanos al bebé pueden sentir y reconocer lo que el recién nacido trata de expresar.

Así que cuando nacemos, es evidente que tenemos bastante desarrollada la facultad telepática, pero ésta va ocultándose a medida que crecemos, y aproximadamente a los 12 años desaparece en la mayoría de los seres humanos que se encuentran sometidos a un canon social represor. Sin embargo, cada vez hay más personas que están recuperando el poder de comunicarse con otros seres como los animales e incluso con las plantas, los minerales, y seguramente con otros seres no terrestres.

¿Qué es Realmente La Telepatía?

La experiencia humana es virtual y se conecta a través de redes de conciencia. Cuando miras a alguien a los ojos, te concentras y relajas tu mente, logras conectar tus matrices de cuadrícula y flujos de información con la otra persona. La telepatía es una especie instintiva y primitiva de comunicación que se utiliza como mecanismo de supervivencia. A medida que la frecuencia en el planeta va evolucionando (es decir, que se mueve más rápido), las habilidades psíquicas van en aumento, siendo la telepatía una de las herramientas con las que a menudo contamos sin darnos cuenta.

Las habilidades telepáticas tienen que ver con la conexión de redes y frecuencias. Es como encender una radio y encontrar la estación correcta. Sólo tienes que saber cómo “sintonizar” con la frecuencia de ese programa.
Esta capacidad telepática también forma parte de nuestros sueños, de nuestras meditaciones y de muchas diferentes actividades que hacemos, sin darnos cuenta de su existencia.

Como todo lo que somos y hacemos está basado en códigos genéticos en la simulación de la realidad, para aquellos que están codificados para telepatía, les resulta una tarea fácil, mientras que para otros se hará necesario entrenar para desarrollar esta habilidad que conduce a una conciencia aún más elevada.

El ADN humano no se activa de una manera natural para que logremos ser telépatas naturales. Estamos en la tercera dimensión – los reinos físicos – donde podemos experimentar fuertes emociones, y posiblemente el uso de la telepatía lo haría todo más complicado de lo que ya es. Por supuesto que sería lo ideal, ya que nadie podría mentir más, y tal vez la humanidad podría vivir en paz, pero no es por esa razón que entramos en un cuerpo físico.frecuencia telepática

Experimentamos nuestras vivencias aquí como si estuviéramos en una Matrix, un Holograma, un juego de Realidad Virtual para manifestar el drama de las emociones, hasta que un día paramos el juego y decimos “estoy cansado de esto, veo que puedo pensar fuera de los límites y quiero que esas habilidades me sean devueltas”… “¡Devuélvanme mis poderes!”. Es entonces cuando finalmente vamos en busca de las herramientas que son naturalmente nuestras.

Los sueños y la telepatía:
Los sueños traen mensajes telepáticos a medida que viajamos en el tiempo o viajamos por la red en nuestros sueños donde todo existe. Estos se llaman sueños precognitivos. Cuando se trata del “mundo” y no de nuestras vidas personales, se llaman “sueños colectivos”.

Las almas fallecidas a veces traen mensajes a través del sueño. La comunicación es por medio del pensamiento usando símbolos. En los sueños te mueves más rápido que la velocidad de la luz, y esto es similar a la meditación, viaje en el tiempo y visión remota. Te encuentras con espíritus y compartes aventuras e información. En el sueño te mueves mucho más rápido y vuelas más alto.

A medida que tu conciencia regresa del sueño, cuanto más se va acercando a tu cuerpo físico, más lenta se torna.. más lenta… y más lenta es… hasta que entra en tu mente consciente y en ese instante te despiertas en lo que llamamos tercera dimensión (3D), y es aquí donde existe el concepto de tiempo lineal.

Puedes entenderlo mejor recordando que en tus sueños te mueves de un evento a otro pero el tiempo no está marcado, pues no hay tiempo más allá del 3D como frecuencia de luz, y eso es todo lo que somos, se está moviendo demasiado rápido. Recuerda, cuanto más baja y lenta sea la frecuencia, menos probabilidades hay de alcanzar la telepatía u otras habilidades que funcionan en una velocidad de la luz, así que el 3D resulta tan aburrido como realmente parece.

¿Cómo podemos saber si tenemos el poder de la telepatía?

Los amantes definitivamente están más “en sintonía” telepáticamente hablando, ya que estar enamorados representa estar a un nivel de frecuencia bastante alto. No se trata sólo de sexo, aunque es un aspecto del mismo. La actividad sexual es a menudo “telepática” en la medida en que uno responde a las necesidades de su pareja en un nivel más alto de expresión.

La telepatía entre miembros de la misma familia, gemelos, amigos cercanos, mascotas, etc, es muy evidente y común, ya que nos adaptamos inconscientemente a sintonizar con la frecuencia de los demás seres cercanos a nosotros.

Parece que siempre hay un miembro de cada familia -generalmente una mujer- que tiene habilidades psíquicas o telepáticas. Como ejemplo tenemos al “sexto sentido” de una madre cuando sus niños están en problemas. Pueden percibir ciertas situaciones o pensamientos de sus retoños, incluso se da el caso de mujeres embarazadas que se conectan con el ser que llevan en su vientre a través de sueños, de forma telepática. Todo es cuestión de abrirse a la idea y no desecharla por creer que estamos locos.

Cuando muere algún miembro de la familia, suelen haber muchas historias de situaciones telepáticas con el ser que ha partido de este plano, pero ésto podría estar sucediendo todo el tiempo, sin embargo, carecemos del conocimiento para reconocerlas. Sucede que en tiempos de crisis, solemos enviar nuestro mensaje, y los que “están en sintonía” lo recogerán.

renaceralavida.com