@solitalo

Divino Arcángel Miguel:
Toma posesión de este hogar que humildemente te ofrezco y purifícalo con tu presencia. Haz que sea un hogar digno, conviértelo en un altar donde diariamente pueda consagrar mi vida, mi alma y mi mente al Sagrado Corazón de Jesús y al Inmaculado Corazón de María.

Que tu divina Luz esté como un poderoso escudo de protección alrededor de esta casa y de todos los que vivimos en ella y que tu fe nos inspire siempre. Toma en tus manos nuestro destino y condúcenos amorosamente hacia Dios. Te amamos y te damos la bienvenida a ti y a tus ángeles dentro de nuestro hogar y de nuestro corazón.

Del mismo modo te ofrecemos nuestra humilde gratitud por el servicio que nos das. Ahora, descansa. Aspira suavemente y dame tu mano. Hay un día mágico que espera hoy tu seducción con sonrisas, buena voluntad y oración. Gracias, gracias, gracias porque siempre me escuchas.